Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Para ser una mujer poderosa no es necesario convertirse en la imagen principal de una gran empresa o tener el mayor número de seguidores en redes sociales. Para la escritora y psicoanalista Adriana Ortíz Barraza, lograr tal distintivo implica asumirse como una persona capaz que se adueña de su cuerpo, su mente y sus deseos. Este y otros temas fueron plasmados en su más reciente libro, que, asegura, también los hombres deben leer.

“Aunque mujeres poderosas sí está mayormente dedicado a las mujeres, es importante que podamos entender que estas cuestiones del machismo y de la sociedad patriarcal influyen y nos afectan a todos, y que por cada mito que nosotros derribamos de lo que es ser mujer, paralelamente también se puede derribar un mito de lo que es ser hombre. Si nosotras nos vemos como las cuidadoras absolutas de los hijos, y los hombres se ven como los proveedores absolutos de la economía del hogar, cuando entendemos que tanto los hombres pueden cuidar a los hijos si es necesario, como las mujeres podemos ser proveedoras, podemos tener una sociedad más justa e incluyente para todos y para todas”.

Dentro de su libro “Mujeres Poderosas” de la editorial VR, Adriana Barraza habla de los mitos que las rodean y por los cuáles se les ha relegado de la toma de decisiones y de mando a lo largo de la historia. Estos mitos tienen que ver con el cuerpo en el que nacieron y las obligaciones que, asegura la escritora, se les han dado por el simple hecho de ser mujeres.

“Pareciera que nuestro cuerpo es nuestro peor obstáculo. Nos han enseñado a que tenemos un cuerpo débil, que nuestras hormonas nos pueden jugar en nuestra contra y a través de un periodo menstrual que nos vuelve malas para decidir, porque eso nos genera muchas emociones y entonces, por eso, también se nos critica en el liderazgo. También que nuestro cuerpo nos obliga a ser madres, aparte de todo tenemos que dar a luz a pesar de que no lo queramos. Entonces, nuestro cuerpo está cargado de estos mitos que tenemos que derribar y que, justo en el título del libro, implica esto: aduéñate de tu cuerpo”.

Sin embargo, aun con estos mitos, el género femenino ha logrado abrirse paso en cuestiones que parecían utópicas como el acceso a la educación y al voto, por mencionar algunos. Es por esto que Adriana Barraza invita a las mujeres a no esperar hasta lograr grandes cosas para sentirse empoderadas, sino a ejercer acciones diarias de amor propio.

“A veces nosotros creemos que, para tener poder, tienes que lograr cosas maravillosas o cosas extraordinarias y entonces sí te puedes reconocer como una mujer poderosa. Cuando nosotros ejercemos nuestro poder cada día y lo hacemos a la vez de tres grandes aspectos: adueñarnos de nuestro cuerpo, que eso es súper importante que aprendamos a saber: que nuestro cuerpo nos pertenece, que no somos de los otros, que no somos objetos de deseo sino sujetos deseantes, que también nos adueñemos de nuestra mente, que eso implica tomar decisiones, porque estamos acostumbradas a que se nos dicte qué hacer, qué pensar, qué vestir”.

Alejandra Nuñez Román
Últimas entradas de Alejandra Nuñez Román (ver todo)