El poder ejecutivo y los ayuntamientos de la zona metropolitana de Guadalajara ya arrancaron el programa con el que intentarán abatir hasta en un 50 por ciento las inundaciones para este año.

Se trata de los primeros 800 millones de pesos que funcionarán para realizar obra pública de remedio en los municipios de Guadalajara y Zapopan.

Sin embargo, y de acuerdo con lo proyectado por las autoridades, la solución integral tiene un costo que oscila los cinco mil millones de pesos y podrán terminar con el problema en los próximos seis años.

En el caso de Guadalajara, se prevé el incremento de los vasos en el Dean (Sur), el Parque San Rafael (Oriente y Oblatos) y el entubamiento del Río Atemajac. Estas tres obras tendrían un costo cercano a los 500 millones de pesos.

Mientras que en Zapopan, se contemplan obras de remediación inmediata. El alcalde, Pablo Lemus Navarro anunció que este viernes comenzarán las obras de desazolve de alcantarillas y bocas de tormenta con 25 millones de pesos del presupuesto municipal.

Por su parte, el presidente del Consejo de Administración del Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa), Francisco Ayón López, manifestó que este es un primer paso para que continúe la solución, que podría tardar hasta seis años. Las bases en que operará es el Promiap, un conjunto de estudios realizados en el 2008.

En el evento también estuvieron los alcaldes de Tlaquepaque y Tonalá, María Elena Limón y Sergio Chávez Dávalos respectivamente,  para quienes no habrá dinero para obra pero sí para estudios, junto con Tlajomulco. En este caso se autorizó un monto conjunto de 80 millones de pesos.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here