Problemas de sanidad en La Esmeralda

Por Aarón Navarro Aguirre

Las condiciones en que se encuentra la colonia o fraccionamiento Esmeralda indican varios aspectos a atender de manera urgente. La primera de ellas tiene que ver con la falta de agua, un problema que ha afectado a un gran número de colonias del municipio.

Ante esta deficiencia, los vecinos mencionan lo siguiente:

“Yo me imagino que ahorita en muchas colonias batallamos por el agua. No hay un orden que, por ejemplo, Presidencia nos dijera: “¿saben qué? Yo les voy a dar agua tal día”, y ya uno se prepara, porque no hay ningún orden. Se supone que antes nos la daban cada tercer día y ahora no, a veces son dos días, tres días que pasan y no nos dan agua y a veces nos dan un ratito. Se supone que antes nos lo daban todo un día y ahora nos la dan en horas nada más”.

“Estamos batallando con el agua. Buenos pa’ cobrar los señores, pero malos pa’ aventar el agua. Y haciendo colonias nuevas. No se ponen a pensar que no va a haber agua, nomás pa’ vender las casa bien caras y para sacar la feria. Ya están sacando hasta lo triple de lo que vale una de esas casas”.

Incluso han detectado que existe la posibilidad de construcción de una nueva colonia cerca de La Esmeralda, situación que preocupa a los habitantes de ésta, porque supondría un servicio menos eficaz.

Los colonos comentan que el problema del agua se agrava especialmente en tiempos de la Feria de Lagos:

“Ésa es otra cuestión, que viene la feria y nos dan cuello con agua”.

“Más todavía se batalla con el agua. Cuando está lo de la feria a veces nos andan echando una o dos veces a la semana. A veces decimos que qué nos ganamos con que venga la feria si no hay agua ni pa’ bañarse”.

Otro asunto recurrente en la colonia tiene que ver con el funcionamiento del drenaje y con el estado del río, pues es común que se desborde e inunde varias cuadras de la colonia durante el temporal de lluvia:

“Lo que pasa que cuando llueve, toda el agua corre para acá abajo. Y donde topa, pues son estas las últimas alcantarillas es donde brota toda el agua sucia. Sí vienen y la destapan, pero es el mismo problema cada que llueve. El problema es cuando sale de las alcantarillas”.

Incluso se sabe que agua del río es utilizada para regar la siembra:

“Igual siembran y riegan con agua sucia. A veces van y se traen los elotes, los cocen y se los comen. Yo pienso que es un gran problema pero no le dan solución”.

“Lo que pasa es que aquí los del sembradío agarran las aguas negras para regar, y pues, es donde llega el solecito o algo y genera unos olores. Ya les habían puesto una sanción, y les habían quitado que hicieran eso. Riegan sus plantíos con aguas negras, y nomás le da poquito el sol y se levanta todo el olor”.