Por: Marco J. Gallardo

20 de mayo del 2020.- Este martes 19 de mayo el rector general de la Universidad de Guadalajara, en compañía del Gobernador del Estado, Enrique Alfaro Ramírez, dieron a conocer la implementación del programa “Jalisco Sin Hambre” para la comunidad Universitaria.

Tras una visita al centro de operaciones del programa estatal, situado en la Expo Guadalajara, el rector dio a conocer que lo que comenzó como un apoyo personal de 30 despensas se convirtió en un donativo en conjunto entre diversas entidades que comprende a la comunidad universitaria.

“La Universidad de Guadalajara hizo un llamado a todos los universitarios que somos privilegiados porque cada quincena seguimos recibiendo nuestros ingresos y eso nos hace, sin duda, un sector privilegiado en la sociedad; e hicimos un llamado a la sociedad, a todos los trabajadores universitarios: profesores, administrativos, directivos (…) Son 9 mil 633 trabajadores de la universidad que ya han donado parte de su salario. Ademá el STAUDG donó 2 mil 502 despesas, o sea un millón y medio de pesos de economías del sindicato para esta causa, y bueno, el SITUDG, mil despensas, es decir 600 mil pesos”.

El Dr. Ricardo Villanueva detalló que en total fueron 13 millones 500 mil pesos, el monto donado por la casa de estudios y sus agremiados, cantidad que se utilizará para solventar 30 mil despensa.

De acuerdo con el trato pactado entre la casa de estudios y el gobierno estatal, las despensas entregadas al sector universitario más desprotegido serán 60 mil, las cuales se repartirán teniendo en cuenta los ingresos, así como los siguientes factores:

“Un estudiante con hijos menores de edad, estudiantes que trabajan o trabajan antes del COVID-19, la pérdida del empleo por el COVID-19, la disminución o pérdida de ingresos a partir del COVID-19, que tengan en su hogar algún adulto mayor y los hogares con jefatura femenina; serán las siete variables que consideraremos para poder priorizar estos apoyos”

El rector general dio a conocer que en total el 70% de la comunidad universitaria se encuentra en un grado de desprotección, y que gracias al trabajo en conjunto se podrá brindar apoyo a cada uno de ellos.

“Tenemos 580 estudiantes con riesgo eminente de no volver a clases en septiembre y tenemos que trabajar en ese segmento”.

Por su parte, Enrique Alfaro destacó que la contribución de la U de G, no terminó en el donativo, pues la casa de estudios estará ayudando a trazar el plan de atención del programa Jalisco Sin Hambre.

“Que la Universidad de Guadalajara no solamente fuera un donador de recursos para el programa ‘Jalisco sin Hambre’, sino que nos ayudará a afinar la manera en cómo vamos a direccionar este proyecto específico de ‘Jalisco sin Hambre’ e ir y atender a los sectores más vulnerables de la comunidad universitaria”, señaló el Gobernador.

Para finalizar se explicó que será a partir de este próximo viernes 22 de mayo, que se abrirá la recepción de solicitudes para el apoyo, a través de un call center a casa uno de los interesados.