Paso de agua obstruido en El Lindero

Por Luz Atilano

El temporal de lluvias no ha entrado de lleno en la región. Lo que si bien representa un grave problema para la tierra, es la única forma en que habitantes del barrio El Lindero (en San Juan Bautista de La Laguna) han podido postergar el riesgo de inundaciones en la zona más próxima al Libramiento Norte.

Y es que varios factores contribuyen a esta problemática. Desde hace algún tiempo, el lugar que servía para desahogo del agua pluvial es obstruido por escombro y deja libre tan sólo un canal con el que, señalan vecinos, será imposible evitar que agua entre a sus viviendas; además de que los tubos o pasos de agua quedaron sepultados con la arena removida recientemente con motivo de la instalación del ducto de gas natural.

Escombro, basura y tierra suelta obstruirán el paso de aguas pluviales

“Y ahí con eso pues también se va a estancar más (el agua). Y también es otra salida porque es la que sale a los charcos del otro lado, o sea son todas las salidas que tiene el agua y ahora que hicieron todo eso ya no se va a poder”.

“Ya el daño lo causaron ellos (la empresa), de por sí ya estaba dañado y lo acabaron de dañar y destrozar”.

“¿Se imagina si los tubos del gas, si no están aterrados hondo?, cuando llueve se lleva el agua, al rato los va a dejar de fuera, se va a hacer como un arroyo de tanto que va a correr el agua y como ya no va a pasar por acá (por los pasos de agua pluvial)”.

Pero eso no es todo. La zona también ha sido víctima en materia ecológica, pues en los dos bordes de carretera se vierten desechos de forma clandestina. Además de la tierra y los escombros, se puede observar ahí todo tipo de basura, incluso restos de aparatos electrónicos, plásticos y llantas. Desechos que, comenta una vecina del lugar, también han provocado problemas al drenaje del barrio.

Vertedero de basura en El Lindero

“No y de hecho sí se va a tapar porque acá ya no tienen salida, porque acá ya taparon… Casi aquí ya nomás les falta rellenar para que se tape definitivamente la alcantarilla”.

“Ese es puro relleno de basura, puro escombro y basura… no es pura tierra. Es basura, son ramas y hasta animales muertos, todo traen”.

“Ha habido hasta muchos perros muertos, una vez hasta vi un becerro, bien feo… yo paso por aquí diario a la escuela y en tiempos de mucho calor huele feísimo”.

Este último asunto fue reportado en las dos administraciones pasadas y también durante la actual. Sin embargo, en ningún momento se ha procedido para dar solución a éste ni a otros problemas en el lugar como las cuarteaduras en uno de los bordos o pasos de agua señalados, la presencia de un pozo abierto al ras del suelo e incluso la seguridad, pues en palabras de sus habitantes, las características de la zona se prestan para ilícitos. Basta recordar los hallazgos de fosas clandestinas hace varios meses.