Beatriz Aldana Rangel, directora teatral laguense pionera del teatro para niños y niñas en Lagos de Moreno

Por Edith Sandoval

Beatriz Adriana Aldana Rangel se dedica a producir emociones en el escenario, actúa y también dirige, el teatro para niños y niñas se ha convertido en su don. A los tres años de edad, Cada cosa en su lugar fue la puesta en escena por la que descubrió el mundo del teatro.

“El grupo de teatro laguense Yaakun surge el 31 de marzo del 2006. Mis dos hermanas y yo comenzamos en el teatro municipal de la Casa de la Cultura, al lado de la maestra Alicia Pérez. Anduvimos en muchas disciplinas, sabemos hacer varias cosas y esto viene de mi mamá, ella siempre desde pequeñas nos acercó a la cultura, entonces mis hermanas hicieron teatro, nosotros crecimos viendo obras, crecimos en oratoria, acudiendo a conciertos y de más”. 

El arte escénico que producen las hermanas Flor, Beatriz y Nora Aldana, ha hecho resonar el nombre de su natal Lagos de Moreno en distintas partes del país. La plantilla que conforma el proyecto teatral es de alrededor veinte actores y actrices en escena: niñas, niños, jóvenes y adultos.

Las obras más representativas de Yaakun son Ah Carajo (Wilson León), Entre Animas y Fantasmas (Iván Vera Pinto), Divorciadas (Humberto Robles) Mujeres de Arena (Humberto Robles) y Campo de Mariposas (Arturo Torres).

El vocablo Yaakun, que describe el nombre del grupo, es maya y significa amar.

La actriz y directora ganó en 2018 la beca para asistir a la trigésima novena Muestra Nacional de Teatro. Impartió sus primeras clases como docente al término del bachillerato técnico, el día de hoy trabaja para el Centro de Atención para personas con Discapacidad (CAED), ubicado en el Cbtis 262.

Beatriz comenta cuáles son los retos que enfrenta la comunidad teatral de Lagos de Moreno:

“Nos hacen falta muchas cosas, nos falta público sobre todo. Es cierto que ya se tiene un público pero hace falta que ese no sólo asista a los encuentros de teatro de la ciudad, y más que nada que ya se pueda cobrar. Es un unir fuerzas, somos varios grupos de teatro los que estamos en Lagos, y el público forma una pieza clave para ayudar este trabajo porque el trabajo independiente es muy difícil”.

El teatro como terapia

En Yaakun las directoras del proyecto teatral toman las historias de vida de sus propios integrantes para producir una catarsis en el escenario y junto con el público, salir fortalecidos después de la obra.

“Nuestra formación ha sido en talleres y hemos tenido la oportunidad de estar con maestros profesionales muy buenos no sólo de México y eso es lo que también nos ha abierto el panorama, nos ha dado las herramientas para poderlas aplicar en teatro; Flor que es psicóloga,  yo que soy docente y nuestra vida diaria”, añade.

Teatro caritativo

Entre los proyectos más recientes de Beatriz y Flor Aldana está la obra Los 7, donde quince  internos del Centro Integral de Justicia Regional (CEINJURE) Altos-Norte conforman el reparto actoral. La puesta en escena estrenará en agosto en las instalaciones del centro.

La dirección del grupo Yaakun se encuentra en calle Hermión Larios número 740, se mantiene abierto los sábados de 11:00 a 13:00. La cuota es de 200 pesos al mes.

Beatriz expresa con qué palabra define al teatro:

“Soñar, yo creo que es eso, todas las obras que hemos tenido oportunidad de montar y algunas otras que se han quedado en lecturas o en tallereo, es eso te permiten soñar, te permiten viajar”.

Muestra Estatal de Teatro (MET) 2019

Campo de mariposas, obra del grupo Yaakun fue una de las tres obras ganadoras del Encuentro de Teatro del Interior (ETI) en su edición número 22 , por lo que se presentará en la significativa Muestra Estatal de Teatro que se lleva a cabo cada septiembre en la ciudad de Guadalajara.

“Habla precisamente de Vicente, un niño que cumple siete años, y aquí el punto es que la obra habla de duelo, ¿cómo le explicas a un niño que su mamá se va a morir?, a Vicente no le dijeron”, comparte.

Otro de los reconocimientos teatrales de grupo fue participar en el Encuentro Nacional de Teatro hecho por Niñas y Niños,  que se llevó a cabo en marzo del año anterior en Guerrero y junto con 12 compañías infantiles de teatro, Flor, Beatriz y Nora acudieron al ejercicio escénico con seis niños laguenses. La obra que representaron ante distintos estados del país fue La Gran Muralla.