Río Lagos

Por Gabriela León

En el municipio de Lagos de Moreno no existen ni se están realizando estudios sobre el nivel de contaminación en el Río Lagos. Por lo menos no de parte de la dirección de Ecología y Protección al Medio Ambiente, como lo ha asegurado su titular, Ramón Albino Trejo Mancilla, quien aseguró que esto se debe a la falta de presupuesto:

“Lo más conveniente sería que en las descargas de cada empresa, nosotros deberíamos de hacer un estudio, primero al Río Lagos para checar qué tan contaminado está, qué contaminantes trae el agua, en cada descarga de empresa hacer estudios químicos para ver qué nos están arrojando al Río (Lagos). Lo que aquí nos para es que no tenemos tanto presupuesto, cada análisis sí sale algo costoso, para cerciorarnos qué tanto nos contamina, porque sería llevarnos todo el presupuesto para saber cuál es el estado del agua”.

A su vez, el director dijo que aunque algunas empresas y granjas tienen biodigestores o sus propias plantas tratadoras de agua, sólo cuentan con bitácoras sobre la cantidad de sólidos que desechan y con la cantidad de producción, (se estima que el relleno sanitario industrial va de las 50 a 55 toneladas por día), pero no con un estudio serio sobre qué tipo de contaminantes arrojan.

Aunque los biodigestores y plantas tratadoras evitan que fluyan desechos sólidos en el Río Lagos, otro tipo de contaminantes o basura de la zona habitacional o que vienen con el cauce, han tenido notables consecuencias: olores fétidos y el estancamiento, entre otros. Sin embargo, el peligro más potencial puede no ser tan notable, ya que arrojar aguas contaminadas o hervidas de empresas industriales y/o agropecuarias, ya sea al río o al suelo abierto, puede provocar enfermedades en los humanos y dañar al ecosistema.

Otros datos con los que tampoco cuenta el Ayuntamiento, es un padrón actualizado de cuántas granjas están establecidas en el municipio, aunque Albino Trejo afirmó que se trabaja en ello. Tampoco las fuentes contaminantes se encuentran muy disgregadas en el territorio:

“El dato así aproximado no lo tenemos, estamos haciéndolo mientras hacemos nuestras visitas, estamos llevando a cabo el padrón, lo estamos renovando de nuevo. Sí hemos visitado varias pero sí ha sido lo mínimo, como te digo también hemos estado visitando fábricas, […] cómo sí sale algo costoso, por eso mejor nos estamos enfocando a las industrias y granjas para que se acaten (a las reglas) y nosotros ver cómo les podemos ayudar para que no estén contaminando tanto”.

Aunque cada industria envía las bitácoras de contaminantes, tanto especiales como peligrosos, tampoco se sabe el destino de los desechos que no son para el relleno sanitario o que son vertidos en el Río Lagos. Albino Trejo explicó que cada empresa y/o granja concesiona de manera particular para deshacerse de esos materiales y que la mayoría de estas empresas de tratamiento de desechos provienen de Guanajuato y Aguascalientes.