Juan-Carlo-Gallardo-Pedroza

Por Gabriela León

Juanis Gallardo, madre de Juan Carlos Pedroza Gallardo, quien despareció el 7 de febrero de 2018 a la edad de 17 años, muestra su descontento y desilusión por el paradero de su hijo, pues comenta que a pesar de que el caso fue denunciado a la Fiscalía General de Jalisco (FGJ) días después de su desaparición, no ha visto ningún progreso en la investigación, y hace meses que no recibe ni una llamada por parte de esta dependencia, ni del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF).

“En la Fiscalía no me han dicho nada, no hay ninguna respuesta de nada y va uno a preguntar y no te dicen nada”.

Desde su nacimiento, la madre de Juan Carlos padece de una discapacidad que le impide caminar sin muletas, lo que hace más difícil la búsqueda por su propia cuenta, a pesar de ello Juanis se unió a los familiares de víctimas de desaparición que acudieron el pasado 17 de septiembre de 2019 para manifestarse frente a las instalaciones locales de SEMEFO y exigir apertura en el reconocimiento de restos, pero no tuvo éxito.

El 14 de octubre de 2019, el colectivo FUNDEJ Familias Unidas Por Nuestros Desaparecidos publicó una lista de personas sin identificar en el SEMEFO de Lagos de Moreno, en la cual aparece un masculino de 18 a 25 años de edad sin tatuajes, lo que vislumbró un poco de esperanza, sin embargo no ha recibido ninguna llamada por parte del IJCF.

Lista de personas sin identificar en SEMEFO Lagos de Moreno

El 18 de octubre Juanis llamó a las instalaciones locales de Servicios Médicos Forenses, y fue informada por el personal que ella podría entrar cuando quisiera, sin embargo comenta que en otras ocasiones ya se le ha impedido el acceso a los restos.

“Nada más que hoy (18 de octubre) yo llamé (a SEMEFO) para preguntar y me dijo que no necesitaba que fuera en grupo, que yo podía entrar sola cuando yo quisiera, pero ya estando ahí es muy diferente y no le muestran a uno nada”.

El caso se suma a las más de 3 mil 762 personas desaparecidas en la entidad durante el 2017, según los datos recabados por la Asociación Civil del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo.

Dicha asociación también arrojó que durante el pasado sexenio se denunciaron los índices más altos de desaparición de niñas, niños y adolescentes en el país hasta 2017: cerca del 70% fueron vistos por última vez durante el periodo de gobierno de Enrique Peña Nieto.

Para cuando Juan Carlos desapareció, debió haberse activado la alerta Amber en el municipio, sin embargo, su madre menciona que no hubo mucha movilización por parte de las autoridades, quienes le marcaban a ella para saber si había escuchado algo más, si ya había aparecido, si sabía “en qué andaba metido”.

Como cualquier madre, Juanis pasa gran parte de su día pensando en su hijo, pero también en la manera de acercarse a la gente de su municipio y de la región, para que puedan interesarse en su caso y en el de muchos otros padres, hermanos y amigos que buscan a sus desaparecidos entre la ola de violencia que envuelve a nuestro país.

“Mi hijo era morenito, muy delgado, mide 1.60 (cm), sus ojos grandes, labios gruesos, nariz ancha, ojos cafés…”.