Por: Gabriela Ruiz

La polémica construcción de la presa El Zapotillo en la región de los altos es un tema añejo para Jalisco y durante la visita del presidente de la república al estado y a esta región en particular, no podía dejarse fuera el tema, Andrés Manuel López Obrador señaló que debido a la inversión de miles de millones de pesos de dinero del pueblo, nivel de avance y otras circunstancias, que no precisó, que se presentan en el proyecto debe buscarse otra solución, acuerdo y consenso bajo la primicia de que nada será por la fuerza sino por la razón, puntualizó además que es una obra que no le tocó a la administración que encabeza ni a la del gobernador Enrique Alfaro quien lo acompañó y con quien habló del tema.

Este desmarque presidencial se da justo un día después de la primera visita formal de los habitantes que se oponen a la presa, realizada el pasado viernes 14 de febrero, en la que el director de la cuenca Lerma-Chapala-Santiago-Pacífico de la CONAGUA José Luis Acosta, liderara un recorrido y la explicación oficial de las condiciones de la obra a funcionarios de la CEDHJ, organizaciones de activistas en defensa del agua, especialistas e investigadores de universidades y de un miembro de la Coordinación de Asesores de la Presidencia de la República.

Gabriel Espinoza vocero del comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, señala que no cesarán en la lucha por la defensa de la tierra y una mejor gestión del agua para todos, además califica de desafortunadas las declaraciones de López Obrador al querer lavarse las manos del tema al señalar que no es un tema de su tiempo o correspondiente a su administración, ya que es un tema que si le tocó conocer desde 2010 la primera vez que como candidato visitó Temaca y se comprometió con la causa de las poblaciones y que aunque no era presidente de la república estaba al tanto del tema, misma situación con el gobernador, quien siendo diputado local en 2007 y 2008 recibió a los habitantes en el Congreso del Estado.

Con respecto al importante avance que presenta la obra como fundamento para continuar con la construcción señala no debe ser excusa para acabar no sólo con 3 poblaciones sino con 16 siglos de historia y todo un ecosistema que se vería afectado, “nuestra postura va a seguir siendo de no vamos a tener ningún acuerdo que afecte a nuestros pueblos, en ese aspecto coincidimos con el presidente de la república, coincidimos en que no queremos nada por la fuerza y que si lo que resuelva este asunto se la razón, pero no el negocio ni la corrupción” puntualizó Gabriel Espinoza.

Reconocen también que este recorrido de inspección por la obra fue posible a raíz de la visita en julio a las poblaciones del Secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales federal, Víctor Manuel Toledo Manzur y luego de que Andrés Manuel López Obrador los recibiera en Palacio Nacional en agosto de 2019, pero que las mesas de trabajo propuestas para encontrar alternativas a El Zapotillo aún no se han llevado a cabo y esperan suceda pronto, sin embargo, señalan como excesivo e innecesario el gasto de millones de pesos en el mantenimiento y la seguridad de la obra que el gobierno federal sigue asignando.