relleno
Para el relleno se proyectó una vida útil de 10 años.
Autlán de Navarro, Jalisco. 

Con una inversión de 11 millones 740 mil pesos se reinauguró en el 2017 el Relleno Sanitario Municipal de Autlán de Navarro. En ese momento se proyectó que tendría “una vida útil de aproximadamente 10 años, con posibilidades de crecimiento a 20 años”, es decir que funcionaría al menos hasta el 2027.

Actualmente, como consecuencia del mal manejo de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), la vida útil del relleno se ha reducido un 70% y podría dejar de funcionar en el 2020, advirtió el doctor Luis Manuel Martínez Rivera, investigador del departamento de Ecología y Recursos Naturales del Centro Universitario de la Costa Sur.

“Se han incrementado mucho los residuos y no hemos eliminado mucho material que se puede separar aquí. Si hay un programa de reciclaje deberíamos estar quitando plástico, cartón y toda la materia orgánica, que representa casi el 50% de lo que va en la basura (…) hay un área de compostaje y no se está utilizando”, comentó.

El 4 de febrero del 2011, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial del Estado de Jalisco (SEMADET) entregó este Relleno Sanitario Municipal al Ayuntamiento de Autlán, en esa ocasión se invirtieron 6 millones 640 mil pesos, pero tras el paso de los huracanes Jova y Manuel en 2011 y 2013 respectivamente se reconstruyó la geomembrana de todo el relleno sanitario.

El vertedero, describe el boletín informativo de SEMADET, cuenta una superficie total de 2.3 hectáreas para la celda de disposición final de residuos, además se le construyó una cerca perimetral, celda para cadáveres de animales, fosa de lixiviados, báscula para camiones y área de residuos verdes, entre otras obras de infraestructura.

Áreas a las, que de acuerdo al investigador, no se les ha dado el manejo adecuado que indica la NORMA Oficial Mexicana NOM-083-SEMARNAT-2003 y han dejado de funcionar. En el relleno se observan cadáveres de animales que permanecen mezclados con el resto de la basura sin un tratamiento especial. Las chimeneas fueron cubiertas y los lixiviados que no escurren hacia la fosa, lo que representa un foco de infección.

“Podemos apreciar que los lixiviados no se están colectando, si vemos la fosa de lixiviados está casi seca y eso es raro porque la materia orgánica trae mucha agua y entonces esos lixiviados deberían están circulando hacia el tanque recolector, si lo vemos seco a lo mejor no tiene la pendiente adecuada o las tuberías están tapadas”.

Tomaron acuerdos para el manejo de residuos que no se han implementado

Durante el mes de marzo, expertos en el manejo de residuos sostuvieron una serie de reuniones para trazar un plan conjunto con el Gobierno Municipal y la JIRA, para manejo integral de los RSU. En estas reuniones se acordó dar prioridad al manejo de residuos orgánicos, con la instalación de puntos verdes en cuatro colonias de la cabecera municipal y la disposición de residuos de parques y jardines y en el núcleo de feria.

También se habló de la adecuación del área de compostaje en el relleno para depositar los residuos orgánicos del Mercado Juárez,  trazar la ruta de recolección que incluya a restaurantes e incrementar el número de canastillas para plásticos. Acuerdos que hasta el momento no se han implementado.

 

Gladiola Madera

Gladiola Madera

Reportera en Canal 44 y Radio UdeG Autlán
Licenciada en periodismo por la Universidad de Guadalajara (Centro Universitario del Sur). Jefa de información y reportera de Señal Informativa, en Autlán de Navarro. Con 6 años de experiencia en medioscubriendo temática social, política y medio ambiente.
Gladiola Madera