Carlos Gómez Mata, periodista y cronista colegiado de Lagos de Moreno

Por Edith Sandoval

Este viernes 21 de junio en el Centro Cultural Manuel González Serrano fue presentado el libro Las Poquianchis y el Tepo, escrito por Carlos Gómez Mata, periodista y cronista colegiado de Lagos de Moreno.

El libro es la interpretación del autor sobre el caso nacional e internacional de la banda de las hermanas González Valenzuela. Como afirma su contraportada, es una representación de la lucha encarnizada de los que son llamados “sin poder”.

Bertha Alicia Arce Chávez, investigadora del CULagos, describió esta publicación como un historial profesional, estampas de impresión emocional, mirada de los cuerpos de las presas de cansancio. Calificó el acto de las hermanas Valencia como una condición disociada; baúles de prevención, casi psicópatas:

“El maestro Carlos alude en diversas ocasiones a las demostraciones de lealtad sin cortapisas a un equipo de apoyo incondicional siempre que fuera sostenido por el mero intercambio económico y prestaciones sexuales. Todo ello enmarcado en un ambiente de trabajo creando incluso una disciplina corporativa que aterrorizaba a las trabajadoras pero que extrañamente enorgullecía a los ejecutivos o ¿ejecutores?, los visualizó con petulancia presumiendo de su amistad con el Tepo y o del comadrazgo con Delfina”.

Alfredo Sánchez Ortiz, también académico del CULagos, encargado de hacer la revisión jurídica de los hechos y acontecimientos expuestos en el libro, comentó lo siguiente:

“El documento sigue un método histórico de manera rígida, momentos de método científico, en donde precisamente hace los planteamientos y las preguntas, definitivamente significa un trabajo de años, un trabajo riguroso, el cúmulo de estas evidencias para llegar a los documentos a las evidencias para poder llegar a esta teoría”.

Carlos Gómez Mata señaló que el proceso editorial del libro fue en distintas etapas; de manera irregular, precisó que es una recopilación de información que resguardó desde su formación como periodista en la región, hasta trabajar durante años con diversas fuentes.

“Fundamentalmente yo me fui al expediente judicial, eso es esencial para  escribir sobre el tema, el cual es radicado en la ciudad de San Francisco del Rincón Guanajuato, eso fue la base del trabajo, la fuente primaria donde están todas las declaraciones. No sé, motivado quizás por mi familia, mis amigos, etcétera, decidí entrarle al tema y ahora sí me puse a investigar formalmente”.