Ocotlán, Jalisco

El anuncio del cierre de operaciones de Celanese de Ocotlán en octubre de este año, una de las empresas con trayectoria de décadas en el municipio supuso un golpe de incertidumbre por las repercusiones económicas que pudiesen implicar para Ocotlán y la región.

Al respecto el presidente municipal Paulo Gabriel Hernández, afirmó que se debe reconocer las afectaciones económicas que traerá el cierre de operaciones de dicha empresa y buscar alternativas para aprovechar los espacios productivos que dejan las instalaciones.

“Tenemos un complejo en el cual si bien hay área industrial también hay una de club que cuenta con campos de Golf que pudiese ser atractivo para una cadena hotelera que pudiese desarrollar e impulsar porque hay que reconocer nos hacen falta habitaciones en esta región”.

El alcalde señaló que la idea del aprovechamiento de las áreas recreativas es una de las muchas potenciales  que pueden surgir como alternativa para atender tras el cierre de la empresa dentro de los parámetros del sector económico/ productivo.

El primer edil de Ocotlán señaló que en días posteriores habrá una reunión con Hugo Luna, jefe de gabinete del Gobierno del Estado en el que se tratara la actualidad de Celanese en donde los Consejos turisticos y Economicos definirán qué hacer ante dicha situación.

Por Diego Iván Vera

1 Comentario

Comments are closed.