Por unanimidad, la Cámara de Diputados aprobó la iniciativa denominada #NoEsLeche, que obliga a las autoridades federales a vigilar que las marcas, a través de signos, textos, diálogos, sonidos, imágenes, denominaciones de origen y otras descripciones, no traten de engañar al consumidor con productos que no son de leche sino “fórmula láctea” o “producto lácteo combinado”, el diputado de Movimiento Ciudadano por el distrito 1 Eduardo Ron Ramos expresa el alcancé de esta iniciativa…

Como presidente de la Comisión de Ganadería, Ron Ramos presentó la iniciativa #NoEsLeche, que modifica la Ley de Propiedad Industrial y la Ley Federal de Protección al Consumidor para que al registrar o renovar una marca, se vigile que los productos sean realmente de leche y no se busque engañar con fórmulas.

Se anulará el registro en caso de que las autoridades determinen que dicho producto o servicio viola las disposiciones legales, así lo dictamina la modificación aprobada al Artículo 95 de la Ley de Propiedad Industrial.

La consolidación de esta propuesta fue impulsada también por el Senador por Jalisco Clemente Castañeda Hoelflish, quien al respecto señala que la Ley #NoEsLeche permitirá frenar la venta de productos que se venden como leche, pero que en realidad son productos lácteos elaborados a base de sueros y grasas trans prohibidas en otros países. Lamentablemente hoy, los productos que sí son de leche como los que no, comparten los mismos anaqueles de las tiendas.

Después de su aprobación en la Cámara baja, será revisada en el Senado de la República, en la que se espera sea aprobada también sin complicaciones, según expresa Castañeda Hoeflish, quien hace tres meses presentó un exhorto dirigido a la Secretaría de Salud, la Secretaría de Economía y la Procuraduría Federal del Consumidor en este mismo sentido y que fuera aprobado en la Cámara alta.

Acompañado por todos los grupos parlamentarios integrantes de la Comisión de Ganadería, Ron Ramos expresó en tribuna los beneficios de esta modificación a la ley…

Con su aprobación, más de 240 mil familias relacionadas con la cadena de producción de los lácteos en el país se verán beneficiadas, además, de que estos cambios impulsan el sector primario, abonando así, a impulsar que México se mantenga como el noveno productor de leche a nivel mundial y el quinto lugar en importación de lácteos.

El periodo ordinario de sesiones del Senado de la República entra en receso y reanudará labores en enero próximo, fecha en la que se espera se sometan para su aprobación estas modificaciones a la ley.