Diego de la Mora, Jefe de las Industrias Culturales y Creativas de la Secretaría de Cultural de Jalisco

Por Gabriela León

El día de ayer miércoles 09 de octubre, se llevó a cabo la conferencia “Articular la innovación y la nueva economía creativa” en el Edificio Universitario (EDU) del CULagos en Lagos de Moreno.

Organizada por la Secretaría de Cultura del Gobierno de Jalisco, en el marco de las actividades del Festival Cultural de Otoño del Centro Universitario de Los Lagos, e impartida por Diego de la Mora, Jefe de Industrias Culturales y Creativas del estado de Jalisco, destaca la importancia de la innovación entre la creación y la economía y su relación con la nueva resolución transdisciplinaria ante las diferentes necesidades en el ámbito cultural.

 “Y de la visión transdisciplinaria lo que sucede es que ya no dependemos de los eslabones débiles o fuertes, la suma y la multiplicación de cada uno de los elementos que componen el sistema completo, que además es complejo, pues aporta diferentes velocidades y cuando las tomamos en cuenta podemos decir: la combinación de estas velocidades me puede dar un flujo mucho más integrado y mucho más dinámico”. 

De la Mora detalló que la innovación es una cuestión de práctica para el establecimiento las ICC (Industrias Culturales y Creativas), una nueva modalidad económica, que cada vez gana más terreno en el país y se adapta a las diferentes herramientas individuales y colectivas.

“El proceso de una industria creativa desde la innovación, (es que) la materia prima siempre será una idea. Esa es la gran diferencia de las Industrias Culturales Creativas y la industria tradicional, que en la industria tradicional siempre tiene que empezar con una materia prima que te cuesta y transforma esa materia prima en un producto que ya esta probado y ya tiene una cadena de producción. Ya después de tener la idea, evidentemente la tengo que desarrollar, la tengo que probar, e implementar y ya que está producida hay una distribución, una exhibición, un consumo, y la participación, ya sea montando un producto o un servicio”.

De la Mora explicó que Jalisco es la segunda capital en la implementación de las Industrias Culturales y Creativas, con el 6.6% de las ICC nacionales y que estas producen hasta 2% del PIB jalisciense.

En la actualidad esta modalidad se ha adaptado a la fórmula interdisciplinaria colectiva y las redes transdisciplinarias, como métodos de resolución de problemas, esto es la creación de redes en la aplicación del sistema matricial o un sistema emprendedor sin líderes, como una dinámica de colaboración más horizontal y especializada que pueda reconstruir las necesidades del consumo cultural:

“Tenemos que generar redes, tenemos que generar circuitos, estos son importantísimo, porque tenemos demasiada producción, hay compañías, organizaciones y empresas que están produciendo (cultura), pero del otro ¿quiénes están consumiendo?. Hay diez que están produciendo y tres que están consumiendo. A unos de ellos les va a ir mal o los que consumen se van a saturar y ya no van a comprar más, entonces tenemos que hacer circuitos de consumo y que de alguna manera, además de formar a los públicos y explicarles que es lo que les estoy vendiendo, generemos audiencias, reconstruyamos audiencias”.

 La UNESCO enlista una serie de carácteristicas de las ICC que tienen que ver con el patrimonio, las presentaciones artísticas y las celebraciones, las artes visuales y artesanías, los libros y la prensa, los medios audiovisuales e interactivos, el diseño, los servicios creativos y el turismo, el deporte y la recreación.

Para lograr que lo anterior impacte en las necesidades del público, De la Mora explicó que es a través del estudio de los métodos establecidos y de la experimentación en estas redes colaborativas y compartidas como se puede innovar en la creación de las ICC y generar un consumo cultural que deba ser estrictamente gratuito.