Ocotlán, Jalisco

“La universidad es el cerebro de la región”, así lo dijo el investigador Carlos Riojas López durante su ponencia “El CUCIÉNEGA y su hipotética Región”, donde analizó el papel del Centro Universitario de la Ciénega:

“La universidad es como el cerebro del territorio, va a funcionar como un cerebro para ayudarles a las demás personas del territorio a resolver una gran cantidad de problemas.  El mejor experto regional no es el que viene de fuera, son los de aquí, los que han estudiado y conocen bien la región, no va a ver nadie más que sepa más, que ustedes”.

Riojas habló sobre el impacto que ha tenido el Centro Universitario  para el Desarrollo Económico y Social desde su creación, analizando cómo sería la región si el Cuciénega no existiera, esto lo hace mediante comparaciones con otras regiones, donde por ejemplo existen hipótesis de que hay mayor presencia del crimen organizado, por que hay menor número de universidades. 

El doctor en Socio-economía del desarrollo y especialista en historia económica comparada y desarrollo económico regional dijo que el problema de la región no es el crecimiento demográfico, como en la ZMG, sino que es medioambiental. Por lo cual explicó que la universidad debería estar al pendiente de las demandas de su entorno, ya que no puede haber plan de regionalización sin la universidad:

“Hay un impulso a cambio de estructuras económicas, es la investigación y desarrollo donde las universidades constantemente están trabajando. En principios del siglo XX, era el laboratorio y la empresa, ahora no, es la empresa, laboratorio y universidad en el mismo lugar, trabajando de manera conjunta; así mismo se puede vincular con estrategias de desarrollo regional, no puede haber plan de regionalización bien hecho, que ignore a las universidades e institutos de investigación”. 

Esta conferencia se llevó a cabo dentro de las celebraciones por el 25 Aniversario de la fundación del Centro Universitario de la Ciénega. 

Por Luis Felipe García