Por Gabriela León

La suma de cuatro, es más que eso, así resumió Oscar el trabajo que crea con Yanik, Lalo y Dany, en el proyecto de música independiente Dolphant.

Desde el 2013, Dolphant ha apostado por un sonido experimental y mítico, y que se ha transformado al igual que sus integrantes, en una visión sobre el ser, que parte de una búsqueda experimental, profunda y evolutiva.

Lalo: No se puede pensar en hacer una rola feliz o triste, porque te estás limitando tu propia creatividad, dejas que evolucione, y siempre sale de que alguien escuchó o vio algo, que nos ponemos a escuchar música, a crear nuevos ritmos y diferentes armonías, creo que por eso es difícil, encontrar esos momentos y seguir conociéndonos a nosotros, como cada uno, pero también como banda.

El pasado sábado 5 de octubre por la noche, Dolphant ofreció el primer concierto dentro de las actividades que realiza el Centro Universitario de los Lagos en el Festival Cultural de Otoño 2019, que particularmente apuesta por lo gratuito, por el uso de espacios públicos, y por lo alternativo.

Así, la banda tapatía tocó un repertorio de canciones (e improvisaciones) de los diferentes sonidos en su repertorio; las canciones Hades, Perséfone, que van desde antes de Erebos el primer EP de la trilogía Cosmogonía hasta su más reciente lanzamiento Æther, absorbieron al público en una atmósfera titilante.

Dany: Teníamos un montón de rolas y salió la idea de acomodarlas y hacer una trilogía de EP’s que se relacionaron y que se llama Cosmogonía.

 Oscar: En ese momento estábamos viendo como que al parecer esta chido hacerlo decidir, ahora todo, como cuando eres adolescente y tienes que elegir una carrera para el resto de tu vida y ahorita, entonces fue de ir viendo, ir formándolo con el tiempo, como cuando se formar los pueblos: vamos haciendo nuestra propia mitología, definiendo quiénes somos y al mismo tiempo descubriendo quiénes somos

Desde la trinchera nacional, la agrupación se encuentra en una de sus etapas más maduras sobre su futuro musical y la apuesta por la escena independiente en presentaciones en diferentes rincones del país.

Yanik: Hicimos hace dos años un tour, que se llamó “Por la libre” donde pudimos conocer muchas ciudades y aprendimos muchísimo el cómo salir, a dónde salir y no sólo con las ganas de tocar, porque está bien padre hacer eso, pero de repente te encuentras con problemas, y hemos tratado de que las fechas nos dejen algo y podamos nosotros dejar algo.

 Lalo: Hemos ido a lugares, como Querétaro donde había tres gentes, y al regresar ya nos encontramos con 100 o más, es decir, a los lugares a donde hemos ido, hemos plantado como una semillita, y venir a ciudades pequeñas es parte de eso. Cuando no tienes un presupuesto grandísimo tienes que sacar y rascarle por ti mismo. Este año creo que ha sido muy complicado para nosotros, pero a la vez, es más maduro en darnos cuenta en donde está la banda y ver cuantos boletos cortas.

 Cosmogonía, se basa en el mito de la nada, la oscuridad y la luz, sin embargo Éter, y Erebos, los dos primeros EP’s funcionan de manera contraria al proceso de búsqueda del ser: cada uno se adentra más que el otro a las emociones más oscuras de los integrantes, para estallar en sonidos pop que se mezclan con sintetizadores y golpes que buscan hacerle justicia a letras sumamente íntimas.

La próxima producción de los tapatíos ya tiene nombre y Dolphant adelantó un poco de Árquer en su canción caricaturas; uno de los más recientes materiales de la banda.