El Senador por Jalisco Clemente Castañeda Hoeflich, a través de un comunicado señala que ante la próxima primera visita de Estado del presidente de México a los Estados Unidos es obligación abordar el tema migratorio con su homólogo norteamericano.

Hasta el momento desde la presidencia de la república no se han puntualizado los temas que se abordarán en dicha reunión, considera será trascendental el resultado de la misma siempre y cuando se pongan sobre la mesa los temas migratorios y de derechos humanos señalados por las organizaciones civiles.

Para Castañeda Hoeflich esta visita de Estado corre el riesgo de convertirse en una visita de tintes electoreros en el marco del proceso de renovación presidencial por el que atraviesa Estados Unidos, y la búsqueda de la reelección de Donald Trump, a quien señala como el presidente que más ha ofendido a los migrantes mexicanos, con la implementación de una política migratoria de trato hostil y persecución en contra de quienes han cruzado la frontera norte, que a la fecha suman alrededor de 38 millones de mexicanos radicados en aquel país.

Los temas y acciones obligatorias y prioritarias según considera el Senador jalisciense son:

  • Reunión con comunidades y organizaciones de migrantes mexicanos para escuchar sus experiencias y necesidades.
  • Exigir el respecto a los derechos humanos de los migrantes mexicanos, que se garantice un trato digno en los Centros de Detención fronterizos que han sido calificados por activistas como campos de concentración, por el hacinamiento al que somete a los detenidos.
  • El cese de prácticas violatorias de los derechos de los infantes separados de sus padres en la frontera y que se documentó eran recluidos en jaulas.
  • Pugnar y gestionar para que se mantenga el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA por sus siglas en inglés, que protege a miles de jóvenes mexicanos y que el gobierno de Trump ha intentado cancelar en múltiples ocasiones.

Movimiento Ciudadano hace un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a que aproveche la oportunidad de abordar el tema migratorio, pero sobre todo a que capitalice esta visita en acuerdos y compromisos que beneficien las condiciones de los mexicanos en Estados Unidos y que se garantice la protección de los derechos humanos de los paisanos migrantes.

Esta será la primer visita de Estado en la unión americana entre mandatarios de ambos países en los últimos ocho años y medio, ya que ninguna de las cuatro ocasiones en que Peña Nieto visitó al presidente norteamericano en turno nunca fue bajo esta condición.