Por: Aurora Quijas

Ante la encuesta digital que realiza la Secretaría de Educación Jalisco para conocer la opinión de padres y madres de familia respecto a un posible regreso a clases presenciales en el estado, en Lagos de Moreno consideran inoportuna esta decisión, debido a que los planteles educativos no están acondicionados, además del temor a que los niños, padres de familia y maestros se contagien por la convivencia, por lo que esperan que la actividad en las aulas sea cuándo los casos bajen y el estado se encuentre en semáforo verde.

Rocío Edith Rodríguez, madre de familia, mencionó que no cree que el plantel educativo al que acude su hijo se encuentre preparado con los insumos suficientes para atender los protocolos de prevención, además su hijo padece de una infección respiratoria y el regreso a clases lo pone en una situación de vulnerabilidad ante la pandemia por COVID-19.

“No serían los mismos cuidados para los niños, como uno lo está cuidando aquí en la casa a lo mejor no sé si vaya a ver sanitizante, gel antibacterial para los niños o que los estén vigilando que pues no estén muy pegados y que traigan bien su cubrebocas de pérdidas, que esté lavando las manos no creo que vaya a ser así, aparte el niño le da bronquitis y tengo que llevarlo a nebulizarlo por eso no, a mí no me gustaría que regresarán hasta que ya no estuviéramos en semáforo que viene siendo rojo”.

Teresa de Jesús Esparza, madre de familia, comentó que ella cuida de sus nietos y ante el posible regreso a clases se le complicaría llevarlos ya que se encuentra en el grupo de riesgo al ser hipertensa y su esposo diabético. Otra de las situaciones que se presenta es que son niños pequeños quienes no pueden cuidarse solos.

“Se me hace medio difícil con los niños porque está muy pequeño y no saben cuidarse, yo ahí les contesté que yo creo que el regreso a clases es hasta cuando ya esté la vacuna, como le digo no saben cuidarse y cómo los niños todo se les hace fácil, si me preocupa eso porque ahí tiene que como quien dice tener una maestra para cada niño y eso no es posible”.

Los maestros también tuvieron que cumplir con responder un cuestionario dirigidos a la plantilla docente, en el cual se les pregunta sobre si se encuentran en el grupo de riesgo y si están preparados para regresar a dar clases de manera presencial.

María Rosa Veloz Chávez, encargada del Jardín de Niños Yoloxóchitl turno vespertino, destacó que no cuentan con los insumos suficientes para realizar los protocolos de prevención y que el regreso a clases no es seguro por el momento.

“No estamos preparados, ya que no contamos con los insumos suficientes como es todo el material para el protocolo el Covid, nos faltan los termómetros y todo el material sanitizante que se debe de llevar para tener las instalaciones adecuadas y que los niños estén en un ambiente agradable y desinfectado”.

Dora Angélica Lerma Mallorquín, Supervisora de Educación Preescolar en la Zona 12 en Lagos de Moreno, señaló que la plantilla docente que corresponde a la zona 12 es de 60 maestros, quienes el 33 por ciento son parte del grupo de riesgo ante la pandemia por covid-19.

“En esta zona más o menos 20 personas tienen problemas de salud relacionadas con las enfermedades que manejan en situaciones de riesgo algunas son asmáticas, otras tienen problemas de presión arterial alta, otras tienen problemas cardiovasculares, hay unas 2 personas con hipotiroidismo y que están con tratamientos médicos y nosotros nos adelantamos un poco a pensar qué ese personal docente no va a ser sustituido, la estrategia pudiera ser seguir a distancia”.

Por último, los padres de familia y docentes concuerdan en que no es el momento adecuado para el regreso a clases de manera presencial.