Pipas de agua abastecen la escasez. Fotografía tomada del medio El Río.

Por Gabriela León

A pesar de que la temporada de estiaje se dio por iniciada a principios de abril, y de que la dirección de Agua Potable y Alcantarillado afirma trabajar en el mantenimiento y rehabilitación de depósitos y pozos, las condiciones de estos mejoran de manera sectorial y sobre las urgencias que han surgido a nueve meses de la actual administración.

Sin embargo, el titular de dicha dependencia, Fernando Sánchez, asegura sí haber gestionado recursos. Se autorizaron cuatro bombas de repuesto y se reparó un pozo colapsado en el mes de marzo, entre otros.

De 42 pozos en la zona urbana, tres se encontraban en desuso: hoy faltan dos por habilitar. Todos presentan fallas electromecánicas. En cuanto al almacenaje, tres depósitos presentan fugas que no se han integrado a una planeación de gestión, así lo dice el titular de Agua Potable:

“Pues este problema yo creo que apenas lo vamos a hacer, porque lo depósitos tenemos que dejarlos de usar varios días y tenemos que buscar la manera de cómo los vamos a surtir para no dejar sin agua a esa gente, pero es un problema que tenemos que trabajar muy a conciencia”, señala, refiriéndose a la conciencia ciudadana.

Sobre los tres pozos que se van a habilitar de nuevo, ya que se encontraban en desuso a pesar de surtir a las colonias de Cañada de Ricos y las dos secciones de Las Huertitas, comenta que el primero recibirá 16 litros por segundo y los otros, 8 litros de agua por segundo.

En esta dirección trabajan alrededor de 80 personas, pero no parecen dar abasto los recursos autorizados por el Ayuntamiento. El mal estado del servicio básico acontece al municipio desde hace años y se refleja en el estado actual de los dispensadores, aunque aseguran que poco a poco se irán reparando.

“De los depósitos tenemos tres que están en muy mal estado, que tienen fugas. Los pozos están en su mayoría en muy mal estado, todo el sistema eléctrico no está funcionando bien. Son controladores y arrancadores que no se les había dado el mantenimiento bien y vamos a estar trabajando mucho en eso”, añade.

No obstante de estas acciones, todavía existen muchas zonas afectadas con desabasto o servicio irregular que no sólo se padecen en la temporada de estiaje.

Estos son algunos testimonios de habitantes recabados por Señal Informativa Lagos de Moreno, en diferentes colonias que reciben agua a destiempo y de manera irregular:

“Pues el agua que siempre nos falla, que nomás nos llega en la noche y ahí a veces uno a la gente que trabaja y ¿cómo?, les hace falta el agua, lo mero principal”.

“Cuando abrieron el pozo de arriba ahí sí duramos tiempo que teníamos agua, la verdad. Hasta la una de la tarde y luego se iba y regresaba pero sí teníamos. Y (la bomba) pues sigue funcionando pero ya a nosotros aquí ya no nos llega el agua. Y ahora que entró Tecutli fueron nada más unos días”.

“Pues desde siempre, más ahorita en tiempo de calor. Nada más a veces, ahí cuando anda el presidente que quieren quedar bien nos echan agua, pero siempre ha sido así”.