Por: Marco J. Gallardo

29 de septiembre del 2020.- Las casas de cultura en Encarnación de Díaz y Unión de San Antonio han reportado una disminución importante en sus curriculas, esto debido a que tras la emergencia sanitaria las clases ofrecidas por los inmuebles se han mudado a la virtualidad.

“Bajo muchísimo, inclusive nosotros, alrededor de una semana teníamos 586 niños y la semana pasada tuvimos 123. Yo estuve platicando con padres de familia y ellos me decían que se les hacía muy caro, debido a que todas las clases las están llevando a través del celular y la mayoría gente no tiene internet en su casa.”, mencionó el director de la casa de la cultura en Unión de San Antonio, Luis Fernando Moreno.

Caso similar sucede en Encarnación de Díaz, donde la directora del inmueble, Lourdes Almanza, detalló que el alumnado ha explicado que la falta de internet y equipos de cómputo son decisivos para dejar de lado sus clases.

“Sí ha disminuido, tengo la información de tres profesores que me han dicho que hay niños que, como no tenían señal, ya le dijeron que no seguían.”

Aunado a esto, señaló que las ocupaciones de los alumnos es otro tema que dificulta la asistencia a clases.

Sin embargo, la directora destacó que aún no se ha regresado completamente a las actividades dentro de la casa de la cultura, por lo cual no se tienen datos precisos de cuántos alumnos han dejado las clases.

Asimismo, Lizette Almanza señaló que por indicaciones del presidente municipal de Encarnación de Díaz, todos los pagos atrasados dentro de la casa de la cultura serían condonados, a fin de incentivar el regreso a los talleres.

Cabe mencionar que será a partir de octubre que gran parte de las casas de cultura en los altos norte regresarán a clases, sin embargo no se sabe con precisión si habrá más deserción en los talleres, tal como se comenzó a ver a finales de marzo.