Por Gabriela León

La niña y el sacerdote, una histórica ficción sobre fe y pederastia, la segunda novela del Dr. Roberto Castelán Rueda, fue presentada el día de ayer, martes 10 de diciembre, en Lagos de Moreno.

La psicoanalista María del Refugio Espinosa, presentadora del libro, etiquetó para el auditorio del Centro Cultural Manuel González Serrano, como una obra crítica y denunciante; en la que la pedofilia y el abuso no dejan de ser pronunciadas, y destacó que además, esta toca otros aspectos rechazados por la vida clerical, pero que son igualmente practicados dentro de la institución religiosa, tales como el aborto.

La pederastia, practicada sobre todo en el occidente, encubierta por las mismas redes clericales, es también una cadena de abuso desembocada en casi 120 millones de menores transgredidos en el mundo; una cadena generacional e impune, según mencionó la psicoanalista.

Cecilia Padilla, Andrea Prado, Roberto Castelán Rueda y María del Refugio en la presentación de “La niña y el sacerdote”

Al respecto, el autor mencionó que es la cercanía con la historia, lo que le llevó a relatar el romance de Ofelia y Enrique; el también académico, quien fue rector del Centro Universitario de Los Lagos, fue docente en el área de la ética y del hecho religioso.

Castelán Rueda declaró para este medio que la obra publicada por La Zonámbula no es un ataque a la iglesia, si no un llamado a la reconsideración de los agentes clericales y la sociedad, ya que se trata de crímenes que se alejan de lo divino y son actos meramente humanos.

Asimismo el lenguaje utilizado, según palabras de Andrea Prado, licenciada en Humanidades y también presentadora del libro, roza entre la ficción y la verdad. La niña y el sacerdote logra ser digerida por la similitud con la escritura que juega entre el realismo mágico y lo cotidiano.

“Yo creo que se trata de romper el silencio, y como decía Cuquita en su intervención: vivimos en una sociedad integrada por la iglesia y eso te dice mucho; tiene que ver incluso desde que llegó el Centro Universitario de Los Lagos; casi las actividades culturales tenían el visto bueno de la iglesia, es decir; la integración social era la iglesia y eso se vuelve muy limitante para una sociedad plural y en crecimiento”.

Prado también situó la premisa en torno a la separación del autor con el texto, ya que suma la simulación y la inspiración en la misma tierra laguense y en las arraigadas costumbres religiosas de la región.

Luego de años de investigación y casi 3 y medio de escritura, La niña y el sacerdote, fue presentada por primera vez en la Feria Internacional del Libro, el pasado sábado 07 de diciembre.

El libro puede ser adquirido en la Librería Carlos Fuentes del municipio, ubicada en la calle Dr. Camarena, esquina con Nicolás Bravo.