Derechohabientes haciendo fila para ser atendidos

Por Gabriela Arreola

Desde el mes de mayo, a las afueras de la Unidad de Medicina Familiar 177 del Instituto Mexicano del Seguro Social, conocida como Seguro Viejo en Lagos de Moreno, empezaron a formarse largas filas de derechohabientes esperando ser atendidos; en plena vía pública y a la intemperie, soportando las inclemencias del clima, pues el acceso a las personas fuera de su turno de atención fue prohibida por las autoridades del recinto.

Acceso restringido por percances y normativas

Hugo Velázquez Martínez, director de la unidad, indicó para este espacio informativo que la restricción de acceso tuvo lugar debido a diversos percances que se suscitaron en el interior de las instalaciones a causa de personas que no ingresaban para recibir atención médica o realizar algún trámite administrativo:

«Es una estrategia que se implementó en la unidad debido a diversos factores, porque había mucha gente que no era derechohabiente de la unidad, usando las instalaciones. Venían y pedían dinero, robaban, para lo cual decidimos establecer la estrategia de control estricto en el ingreso. No es que no estén entrando, el turno matutino está entrando a sus consultas, a sus trámites que tengan que hacer, a sacar citas, dependiendo lo que cada persona necesite en el turno, los pacientes, los derechohabientes», afirmó el servidor público.

Hugo Velázquez Martínez director de la Unidad de Medicina Familiar 177 del IMSS

Sin embargo, la medida tomada, además de no permitir que las personas ajenas ingresen, no admite que los pacientes fuera de turno tengan acceso a las instalaciones. Son los derechohabientes del turno de la tarde los que suelen hacer fila a las afueras, además de los que no pudieron ser atendidos en la mañana por su consultorio de costumbre y son enviados a la unifila.

Filas para recibir atención médica

El director del Seguro Viejo dijo que la medida tomada se basa en la normativa para el funcionamiento y la prestación de servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social, algo que con anterioridad no se aplicaba a cabalidad y derivó precisamente en los problemas que se presentaron.

«Hay una normativa de seguridad para los servicios públicos, de hecho no se llevaba, en la unidad no se llevaba. Derivado de los acontecimientos que acabo de narrar (discusiones, robos, y solicitud de apoyo económico) y de que estábamos detectando personas ajenas al instituto, usando las instalaciones que son de los derechohabientes, y aparte, pues ya lesionando como lo es el robo a los mismos derechohabientes y al personal del instituto, es que se decidió implementarlo, ya que no estaba implementado. En cuanto lo hicimos, la jefatura de prestaciones médicas del instituto, cuya sede está en Guadalajara, tuvo conocimiento», externó a Señal Informativa Lagos.

La normativa, en palabras de Velázquez Martínez, establece que el personal de vigilancia determinará si el paciente está en tiempo de recibir el servicio de consulta externa o administrativo; mientras que el Instituto, por su parte, establecerá los horarios para el ingreso. El director instó a los derechohabientes para que no aguarden en la vía pública, aseguró que la atención médica siempre está garantizada. No obstante, recordemos que los pacientes han externado con anterioridad, para este mismo medio, que si no hacen fila por horas no se les da la atención que requieren.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here