Gerardo López Santos, director de Tránsito Municipal Lagos, agosto 2018

Por Paúl Martínez Facio

Aunque por el momento no se cuenta con las cifras finales, de acuerdo con el director de Tránsito Municipal, Gerardo López Santos, la dirección bajo su cargo reporta un saldo blanco, ya que aunque se presentaron 36 accidentes viales, sólo fueron cuatro los lesionados de los cuales ninguno de gravedad. Esto, según su informe previo:

«Se levantaron un total de mil 112 infracciones, por diferentes motivos: por lugar prohibido, por estar obstruyendo la circulación, por pasarse señalamientos de alto; se registraron 36 accidentes con un total de cuatro lesionados, afortunadamente esos lesionados son lesionados menores, no ponen en riesgo la vida; de esos 36 accidentes, tres conductores iban en estado de ebriedad. También se detuvieron seis conductores sin participar en accidente pero porque se detectaron conduciendo con estado de ebriedad y no iba un acompañante con ellos que pudiera hacer de conductor designado y un total de 14 vehículos detenidos».

En lo que respecta a las labores realizadas durante este periodo de álgida actividad en el municipio, López Santos declara que no se llevaron a cabo operativos dirigidos a detectar específicamente a conductores en estado de ebriedad, pues a decir del propio director, esto representa, en cierto modo una estrategia contradictoria:

«No podíamos trabajar primero invitándolos a convivir sanamente con dos tres alcoholes y estarlos esperando afuera para llevar el alcoholímetro; lo que se hizo fue tratar de apoyar a las personas que iban con aliento alcohólico, o que ellos mismos se acercaban y decían “¿Sabes qué?, me siento mal, ya tomé y me siento mal” en la medida de lo posible se les llevaba a su domicilios, se llevaron 14 personas así, se les brindó el apoyo por parte de los elementos de Tránsito, 14 personas que se canalizó a su domicilio, hubo también dentro de las personas que se detuvieron, había más, eran 18 personas, pero varios de ellos traían un conductor que no iba en estado de ebriedad, que iba en su juicio, entonces únicamente fue hacer el cambio de conductor», agrega López Santos.

A decir del director, la cantidad de detenidos fue menor que el año pasado, esto en parte porque fueron menos los conductores detectados en estado de ebriedad, aunque también pudo haberse debido a que la cantidad de elementos no permite aplicar la ley de manera más estricta, pues algunos bien pudieron pasar desapercibidos, a pesar de que, de acuerdo con el director, se trabajó en conjunto con policía municipal, protección civil y salud municipal.

Entre los incidentes que más llamaron la atención se presentó el daño del semáforo del carril central del boulevard Francisco Orozco y Jiménez  en contra esquina con la calle Javier Mina, mismo que ocasionó que se cerrara el paso por algunos días.

«Si hubo una situación de una persona que iba en estado de ebriedad y lamentablemente la persona es diabética, por indicaciones del médico no lo pudimos ingresar a la celda, pero si se le sancionó, así como cubrió el daño de la reparación del semáforo y la multa por conducir en estado de ebriedad. En cierto momento llegó a causar cierta molestia, el hecho de que Javier Mina estuviera cerrada contra esquina con boulevard, pero de otra forma íbamos a provocar un accidente mayor si dejábamos el carril central sin semáforo», dice.

Esto en lo que respecta con los incidentes que corresponden a dicha dirección; sin embargo destacó en redes sociales, la denuncia del robo de al menos dos vehículos ocurridos en la zona de las instalaciones de la feria, sobre lo que habrá que esperar el reporte oficial por parte de las otras dependencias involucradas en la organización y el cuidado de las festividades.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here