Por Tatiana Sánchez

En lo que va del año, tan sólo en el municipio de Lagos de Moreno, el área de Protección Civil ha contabilizado alrededor de 15 incendios forestales de alto impacto, mismos que se han presentado en mayor medida en la sierra de la Zona Norte, tal como lo explica Gregorio Pedroza Perea, titular de dicha dependencia.

“Bueno, aquí en el caso particular en Lagos, ahorita llevamos alrededor de 15, a nosotros la parte que nos pega más es las cuestiones de las periferias, y nos pega más por la cuestión de que ya en la periferia es zona rural y a veces es imposible combatirlo, dado que agarra comarcas de cerros, aquí nosotros tenemos cerros, tenemos mucho matorral, mucho pastizal. En lo que se refiere por la cuestión de los perímetros para El Puesto, para toda la Zona Norte, pues también es una zona semiárida, pero igual maneja mucho pastizal, también tiene parte de sierra, de monte, donde puede entrar el fuego y a veces es difícil atacar por la cuestión de los accesos”.

Principales causas de incendios

De acuerdo con Pedroza Perea, entre las causas de los incendios se encuentran el uso indebido del fuego a la hora de acampar y de hacer fogatas, tirar vidrios y colillas de cigarros a la orilla de las carreteras y la quema de pastizales para uso agrícola. Dejando afectaciones tales como la pérdida de flora y fauna de la región, así como la pérdida pastizal en zonas ganaderas.

“Estamos hablando específicamente de Sierra de Pinos, Sierra Alta, Sierra de Lobos, que un incendio ahí es muy complicado y eso pues invita a la ciudadanía a hacer conciencia dado que a veces somos muy pocos los que acudimos, porque son terrenos donde es naturalmente sierra, hay peligro de animales, hay cañones…, (Invito a) ser muy consientes en ese sentido, la cuestión de cómo son provocados, el factor humano ayuda mucho, influye mucho el cambio de uso de suelo, (a veces) hacen quemas entre comillas controladas de muchas hectáreas y afectan la flora y la fauna”, afirma.

El titular de Protección Civil asegura que a pesar de que su equipo de trabajo se encuentra capacitado para combatir este tipo de incendios, en la mayoría de los casos se cuenta con la ayuda de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como de Bomberos y Protección Civil de municipios vecinos, ya que a los incendios forestales se suman los incendios en la zona urbana: en casas habitación, en baldíos y predios abandonados.

“Entre Bomberos y nosotros, al día (están ocurriendo) por muy pequeños e insignificantes hasta dos incendios en la zona, sobre todo en la zona urbana, y en su mayoría son provocados. […] Hay que ser más conscientes, debemos ser muy cuidadosos, el hecho de utilizar el fuego y dejarlo así a la deriva puede provocar muchos daños. Sobre todo por las corrientes de aire, que pudieran ocasionarse, así como pudiera ser una llamarada chiquita, puede ser una llamarada grande y al último, tú mismo le andas hablando a los elementos de Protección para que vayan, porque ya se salió de las manos, se salen de control las cosas”.

El funcionario reitera su invitación a la población para ser más consciente y prevenir cualquier incendio, y a su vez para reportar cualquier avistamiento de fuego, sobre todo en la zona rural, a las oficinas de la Unidad de Protección Civil, pues la temporada de estiaje es la más propensa para este tipo de percances.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here