Jardín de niños Francisco I Madero

Por Gabriela Arreola

Con anterioridad en este mismo espacio hemos dado a conocer la situación a la que tienen que enfrentarse los vecinos de la colonia Granadilla en Lagos de Moreno, y es que cada año, en el temporal de lluvias, los canales que atraviesan la zona se desbordan y afectan áreas públicas y privadas.

Imposible llegar al jardín de niños

Un sector afectado debido a las inundaciones son los pequeños menores de 6 años, quienes a causa de las lluvias en ocasiones no  pueden acudir al jardín de niños de la colonia, pues para llegar a él, los menores tienen que cruzar una calle y un camino de terracería que suele anegarse con facilidad.

Compartimos a continuación la opinión de algunos vecinos, quienes manifiestan los pormenores sobre esta problemática, la cual, cabe recordar, año con año se presenta:

«Es que toda el agua, ya de esta calle, es la que va a dar al kínder, ¿por dónde pasa? Ya desde aquí es todo un aguadal».

«El camino de acá atrás, que da al kínder, siempre se inunda, de hecho los niños no van al kínder, porque se inunda, es un río ahí, no hay paso. El camino para el kínder que lo van a arregla, siempre, cada presidente promete eso, que lo van a arreglar y que lo van a arreglar».

«Todo esto se inunda, este canal, con cualquier lluviecita luego luego se desborda».

Las aguas de canal se desbordan e impiden el tránsito

Y es que la calle 26 de junio que colinda con las casas de nueva creación en la colonia Granadillas,  al terminar los hogares se convierte en un camino de tierra, éste es precisamente el trayecto que se anega a causa de las torrenciales lluvias, debido a que a un costado de este tramo corre un canal.

Los padres de familia y vecinos del lugar indican que han llegado a pasar varios días sin que los pequeños acudan al prescolar, pues con el objetivo de preservar la seguridad de los niños, los docentes optan por suspender las clases.

«Sí hay un kínder acá, entonces con cualquier lluvia, luego luego se inunda y ya no pueden ir a clases».

«Son personas que viven en la parte de más abajo y como allí es donde está el kínder, pues sí, en tiempos de lluvia sí se batalla por ese lado. Se puede, pero con mucha batalla, entonces, para los niños es muy riesgoso, en ese caso las maestras por eso mejor suspenden las clases».

«Sí, porque sí se suspenden las clases porque las maestras llegan, pero los niños no pueden pasar».

A cada político que se ha acercado a la colonia, los vecinos le han externado la necesidad de que se haga algo con el camino que lleva al jardín de niños; desgraciadamente, tal como lo afirman los habitantes de Granadillas, nunca se ha hecho nada, y es que naturalmente, el terreno en esa parte de la colonia es inclinado y concentra toda la lluvia que cae en terrenos más altos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here