Archivo.
Poncitlán, Jalisco. 

La Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ) aceptó la Recomendación que emitió la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) el 29 de enero, como  desgloce de una queja interpuesta por habitantes San Pedro Itzicán, Agua Caliente, Chalpicote, La Zapotera, y Santa María de la Joya.

La Recomendación 8/2018, dirigida al titular de la SSJ, fue por la violación del derecho humano al acceso de los servicios de salud y desarrollo, por la inadecuada atención médica en las localidades de esa comunidad y desabasto de medicamentos y materiales. La CEDHJ señaló que la reparación del daño debe ser de una manera  integral y colectiva a los afectados.

Además, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de Jalisco aceptó iniciar proceso para determinar las medidas de ayuda, asistencia, atención médica, psicológica y asesoría jurídica; para la reparación integral que en su caso requieran las víctimas.

Como parte de la reparación integral y colectiva se deberá gestionar la colaboración de instituciones con reconocimiento nacional e internacional en la realización de estudios científico, para determinar el origen y causa de las afectaciones tanto ambientales como a la salud de lo pobladores de la Ribera de Chapala, en el municipio de Poncitlán.

La Secretaría de Salud deberá realizar y coordinar un plan de trabajo único de traslado y atención de pacientes que requieren tratamiento de diálisis y hemodiálisis. Por otra parte deberá determinar una partida presupuestaria  en atención de forma urgente y extraordinaria a la población de las comunidades asentadas en la ribera de Poncitlán; además, de diseñar medidas para que la población sepa a dónde debe recurrir para su atención.

 La CEDHJ exige la capacitación médica al personal de la región sanitaria IV La Barca-Ciénega, en relación con los métodos de diagnóstico temprano de enfermedades, además de la realización rutinaria de análisis de sangre y orina a los pacientes, principalmente a aquellos que sufren de obesidad, diabetes o hipertensión. 

Por María Ramírez Blanco.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here