|Lagos de Moreno, Jalisco

La maestra e investigadora del Centro Universitario de los Lagos, Bertha Alicia Arce Chávez, indica que tanto sociedad civil como funcionarios del Ayuntamiento son corresponsables en el cuidado del agua, sin embargo explica cuál es la deficiencia en una estrategia que no va más allá del periodo de gobernanza.

Por Jonatan Gallardo

Aunque el Gobierno del Estado ha informado de alternativas para tratar el agua residual en distintas zonas de Jalisco, la problemática comienza desde la falta de compromiso de las autoridades por forjar estrategias que permitan una continuidad, pues con cada cambio de administración las prioridades no suelen ser las mismas y se descuidan áreas que se habrían comenzado a trabajar.

Tal es el caso del tratamiento de agua, pues según explica la maestra e investigadora del Centro Universitario de los Lagos, Bertha Alicia Arce Chávez, hay un problema presupuestal en el tema. “El problema es la parte presupuestal, la repartición de la parte presupuestal. Según yo sé, siempre son los presupuestos que se manejan; ya estaba autorizado dinero para todo el tratamiento de agua por lo menos del municipio de Lagos para la planta que se intenta implementar para La Laguna de San Juan Bautista, esa que están haciendo en San Miguel del Cuarenta, otros humedales que están en otras rancherías más cercanas al pueblo y la planta de tratamiento que no estaba en operación, por eso que digan que está en operación me extraña, la del Ejido Lagos. Pero cambia el partido y cambia el plan, y cambian los dineros y cambian los destinos. Entonces mientras los encargados de estas dependencias y estas instancias sean designados políticamente y no técnicamente vamos a seguir teniendo problemas.”

No obstante, a la problemática se suma la omisión de las autoridades por sancionar aquellas prácticas de particulares que afecten al medio ambiente. Como ejemplo las granjas y plantas industriales, pues a pesar de estar obligadas a tratar el agua antes de vértelas, si no se denuncia su incumplimiento no se rastreará el problema ni se proveerá algún método para que puedan trabajar de forma adecuada.

Este tipo de contaminación industrial genera que el tratamiento del agua en las plantas sea más costoso técnica y económicamente, además que no están acondicionadas para manejar otro tipo de deshechos.

Una de las instalaciones más importantes en la cabecera municipal es la planta de Ejido Lagos. Aunque las autoridades competentes reconocen que no realiza el ciclo de limpieza como estipula la normatividad, aseguran que el agua que sale sí respeta las normas oficiales.

Y a través de documentación enviada por la Unidad de Transparencia e Información Pública Municipal dan cuenta de los estudios realizados por el Laboratorio de Investigación y Análisis Químicos en Agua y Alimentos, ubicado en León Guanajuato, donde se informa de una revisión efectuada en la planta y su cumplimiento con el tratamiento de agua.

Sin embargo Arce Chávez explica los vacíos legales del documento. “El problema es quién es este señor que me está certificando. Es un laboratorio particular que debería estar en una base de datos autorizada por la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) como perito para el análisis y demás. Todo el procedimiento debería ser secuencial y seguible a través de transparencia en una página y demás.”

La investigadora enfatiza en la importancia de reconocernos como corresponsables, aunque a los funcionarios se les pague para que lo hagan.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here