Ocotlán, Jalisco. 

Con la intención de dar a conocer la historia del Prodigio de Ocotlán por Europa, una comitiva de 30 personas del grupo parroquial “La gran familia de Dios” apoyado por una agencia de peregrinaciones y la parroquia del Señor de la Misericordia, harán un viaje a diversos centros de culto católico por el viejo continente para llevar diez réplicas de la pintura de la aparición a estos lugares.

El coordinador Pastoral de la parroquia del Señor de la Misericordia, Jesús Brambila, dijo detalles de la peregrinación, así como la historia de la pintura que llevarán:

“Se van a llevar unas réplicas de una pintura que se veneró en el altar mayor de 1848 a 1911. Está pintura fue elaborada por J. Miguel Castañeda en 1848, en base a un bosquejo que dejaron en el momento de la aparición. Son 10 que se van a dejar en 7 países, en santuarios o conventos que con anticipación se habló con ellos y van a recibir la imagen, para que la gente o los feligreses de aquellos países la veneren.”

Por otra parte, una de las organizadoras de la peregrinación, María Elena Castañeda, habló sobre algunos de los lugares que visitarán, así como la razón de escoger esos puntos en específico:

Esta es una peregrinación especial para ir y darlo a conocer, en donde haya otras manifestaciones de la misericordia de Dios, por ejemplo, en Santa Margarita María Alacoque, en Paray-le-Monial; el otro es en Lanciano, donde fue el primer milagro eucarístico; otro lugar es con el Padre Pio, los demás son santuarios marianos.”

La pintura original de Miguel Castañeda llevaba perdida más de 100 años, hasta que en octubre del año pasado, el sacerdote Eduardo Salcedo Becerra pudo localizarla con un particular, que aún la conserva, pero que permitió sacar replicas como las que ahora peregrinarán por Europa. María Elena Castañeda explicó también por qué escogieron esta pintura en particular para dar a conocer el Prodigio de Ocotlán:

“Porque es la más cercana a como lo vieron en el momento de la aparición. Haz de cuenta que tú estás viendo el sol y empiezas a pintar como lo estás mirando y otras personas que también lo vieron empiezan a retocarlo. Entonces esta persona que se puso a verlo, manifestó como lo estaba mirando.”

El 3 de octubre de 1847 unas dos mil personas que estaban en el cementerio de la capilla de La Purísima Concepción, fueron testigos de la aparición en el cielo de una imagen de Jesucristo Crucificado,  el hecho fue aprobado por la arquidiócesis de Guadalajara en 1911 y en este 2017 se cumplirán 170 años de haber acontecido.

Por Juan Carlos Salcido

Radio UdeG Ocotlán
Radio UdeG Ocotlán

Últimas noticas de Radio UdeG Ocotlán (ver todos)

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here