Fotografía: Juan Carlos Salcido.
Ocotlán, Jalisco. 

El Sistema Municipal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIMPINNA) de Ocotlán, sesionó por segunda ocasión el martes 12 de septiembre, en esta ocasión con el objetivo de instar a instituciones públicas a que ayuden identificar los principales problemas a los que se enfrentan los niños de la ciudad.

La encargada apoyo operativo del SIMPINNA, Angélica Medina Barba, habló de la información que ya se ha obtenido del Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega) y otros centros educativos, hizo énfasis en los principales problemas encontrados hasta ahora, como el abuso sexual de padres a hijos o casos documentados de violencia física:

“Aquí en Ocotlán hay muchos casos de esos, niños violados por sus propios padres. Deveras que da tristeza ver tantas violaciones de menores; los que hemos estado directamente en casos de violaciones, de maltrato, dices ¿Cómo van a componerse estos jóvenes? Ya no con terapia psicológica, quedan de por vida marcados, y aquí en Ocotlán”.

Medina Barba también hizo referencia al trabajo infantil o que comienza desde la adolescencia, muy presente en la ciudad debido a que hay muchas fábricas de muebles, las cuales no exigen demasiada escolaridad, por lo que los padres mandan a sus hijos a laborar, en lugar de que terminen la secundaria o la preparatoria.

Para poder hacer un diagnóstico sobre los problemas como los antes citados, Medina Barba indicó a los presentes en la sesión, que debe realizarse con base en el programa “25 al 25”, propuesto por el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, instrumento nacional de política pública que busca dar cumplimiento a la garantía de derechos que México ha reconocido a sus niñas, niños y adolescentes.

En la sesión también estuvieron presentes autoridades del Sistema Estatal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes. Uno de ellos fue el secretario ejecutivo, José Manuel Regalado Quintero, quien habló sobre lo poco que se enfocan las políticas públicas de protección a la niñez en la prevención y que más bien eran reaccionarias, para ello puso de ejemplo al modelo DIF:

“Las políticas que tiene el DIF y no digo que esté mal porque nació para atender esa gravedad, son solamente cuando sucede algo; por ejemplo, yo no te puedo dar la beca hasta que te embaraces, embarázate y te doy la beca. Es una observación que se le hace al estado mexicano y se le dice, no puedes seguir así, a la niñez y la adolescencia se le debe dar un enfoque de desarrollo y prevención”.

Al final, se les pasó a las instituciones presentes un correo electrónico para que mandaran bases de datos o información que pudiera ayudar a seguir detectando problemas y así encontrar la manera no sólo de atacarlos, sino prevenirlos.

Por Juan Carlos Salcido. 

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here