Fotografía: Juan Carlos Salcido Hernández.
Poncitlán, Jalisco.

Las obras que se realizan en Mezcala no responden a las necesidades reales de la población, así lo dijo Rocío Moreno, integrante del consejo comunal, quien agregó que dichas obras no son intrínsecamente malas, pero que hay otras cosas a las que se le deberían dar prioridad, el problema radica en que el gobierno municipal sólo llega y comienza a trabajar, sin dejarlos tener una opinión:

“Las obras ellos deciden que calles, ni siquiera nosotros tenemos oportunidad de decidir cuál calle ocupa que se acomode, o que se abra una nueva calle, no, es la que ellos imponen, por eso es que te digo que no nos representan en ese sentido, ellos hacen lo que ellos quieren, lo que se les ocurra, una escuela, un jardín, una cancha de futbol, pero ignoran o niegan más bien dicho, todo lo que está solicitando las comunidades”.

De hecho, la semana pasada hubo una reunión entre el Gobierno de Poncitlán y habitantes de Mezcala para hablar sobre los proyectos que se tienen planeados, sin embargo, Rocío Moreno comentó que no se tocarón temas sensibles y que deben resolverse antes que arreglar calles, como el intento de despojo a las tierras comunales de la zona:

“Hay una demanda, la comunidad de Mezcala está demandando las invasiones de empresarios que están despojando la comunidad, está denunciando lo de la privatización de la isla, está denunciando lo de las muertes de los enfermos renales, y sobre eso no hablan nada. Si vino y dijo que va a hacer una calle y va a poner el malecón, pero eso no causa muertes, lo otro sí”.

Otra cuestión que ha preocupado a los comuneros es el proyecto turístico que se planea para el lugar, el cual ha sido anunciado desde hace meses por el gobierno municipal como una obra que traerá beneficios económicos para Mezcala, sin embargo, a sus autoridades comunales no se les ha consultado, además de que les preocupa que termine como en Chapala o Ajijic, donde dieron paso a este tipo de proyectos pero ahora, los grandes negocios que no pertenecen a la gente de ahí, y los pobladores sólo son empleados.

Por Juan Carlos Salcido Hernández. 

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here