Imagen de uso ilustrativo.
Ocotlán, Jalisco.

La maestra Patricia Ramírez, vecina de la fábrica de hielo localizada en la zona centro que presentó la fuga de amoniaco hace aproximadamente tres semanas, externó su preocupación a través de este medio sobre la importancia de que el encargado de Reglamentos, Carlos Casillas Cervantes, informe a los vecinos de la calle Madero y Montes de Oca, el nivel de amoniaco presentado y combatido, así como el riesgo que tiene la población con relación a la fábrica, debido a que no es la primer fuga por parte de la empresa.

“Estaba la policía y les dije y ¿Protección Civil? Y ellos me dijeron no ya está aquí la ambulancia, hasta eso estaban los bomberos ahí ya cerrando, llegó el presidente, mientras yo estaba ahí no llegó el de reglamento”.

El subteniente de Protección Civil y Bomberos de Ocotlán, Nicolás Becerra Alvarado, mencionó que la ausencia por parte encargado de reglamento se debió a que la fuga no rebasó el pequeño nivel de amoniaco, puesto que de a verse presentado un nivel mayor de químico se hubiera solicitado el apoyo por parte de Protección Civil del estado ya que cuenta con mayor equipamiento.

Sin embargo, la cuestión se controló en cinco minutos:  

“Recibimos el reporte de una fuga de amoniaco entonces acude nuestra unidad y al arribar se dan cuenta que se había dañado una bala, una válvula y apenas iniciaba la fuga, era mínima la nube de amoníaco entonces rápido se les dio solución”.

Lo que bomberos utilizó para sanear a manera de protección, debido a que el amoniaco causa problemas dañando las vías áreas respiratorias, fue un equipo de protección personal contra estructural y de respiración autónoma para prevenir inhalar la nube tóxica.

También declaró que la fábrica de hielo cuenta con su sistema de seguridad, así como su plan de contingencia y de acción, elementos que no los ha llevado a la sanción.

Por María Ramírez Blanco.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here