Archivo.
Jamay, Jalisco. 

Después de la implementación de las boyas, así como de las rampas en los diferentes puntos del municipio de Jamay, para el uso de las personas que viven con discapacidad, el resultado  ha sido beneficioso debido a la nueva facilidad para transitar por las calles del municipio, así lo dijo el padre de Fátima Castellanos, medallista de bronce en los juegos nacionales paralímpicos, Enrique Castellanos.

Sin embargo, el padre de la deportista señaló que el problema es la falta de cultura vial por parte de los jamaytecos ya que no respetan al peatón, agregando que las calles del municipio son demasiado angostas como para transitar por ellas:

“Si me gustaría que todas las banquetas fueran libres, pero es que ya con el trazado de las calles que hay de muchos años, son muy angostas, definitivamente las banquetas no se pueden utilizar y es por eso que en Jamay la mayoría de la gente camina por la calle, estoy de acuerdo que se hayan puesto ese tipo de boyas a pesar de la discapacidad de mi hija, porque las personas que manejan vehículos y motos sobre todo no tienen respeto, no tienen una educación vial”.

Por otra parte como bien lo mencionó el director de Obras Públicas jamayteco, Arturo López Hernández, a través de una entrevista pasada, el departamento de vialidad está en constante vigilancia para que las motocicletas así como los vehículos no obstruyan el espacio marcado y destinado para que las personas con discapacidad transiten. Testimonio de lo anterior es Enrique Castellanos.

“Bueno para donde vivimos nosotros en la parte de acá del cerro la colonia San Isidro por ahí yo sí he visto uno que otro vehículo donde está la rampa, pero también he notado que las patrullas de vialidad más que estar ahorita dando infracciones a los que están estacionados en sentido contrario están más al pendiente de eso”.

Pese a la implementación de las boyas y las rampas, las personas que viven con discapacidad aún corren el riesgo para andar solas en las calles de jamay, porque como señaló el padre de la atleta no existe un respeto por los peatones y las persona que viven en discapacidad.

Por María Ramírez Blanco.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here