Fotografía: Juan Carlos Salcido.
Ocotlán, Jalisco. 

Debido a que cuando se dio permiso para construir el fraccionamiento Los Olivos en el municipio de Ocotlán, no se había hecho un plan de desarrollo urbano en la zona, lo que derivó en que el área que se consideraba como circuito interior no fuera reconocido como tal, fue que la empresa Grupo Vertiz, encargada de la construcción, cedió 968 metros cuadrados (m2) de Los Naranjos que también está desarrollando, para no menoscabar el patrimonio municipal, así lo explicó el presidente municipal Paulo Gabriel Hernández durante la sesión de cabildo:

“Se consideraba que el circuito interior se podía haber considerado como una vialidad principal y que estos metros que entregaba el fraccionamiento Olivos, fueran considerados como parte de la sesión de derechos para destinos el problema está en que en esta área nunca hubo un plan parcial y nunca se reconoció como tal y la auditoría dice que eso no entra como las áreas que pueda entregar el fraccionamiento como patrimonio para el municipio”.

Este error viene desde el 2015, ya que la administración municipal de ese año debió hacerle saber a la constructora la falta de plan de desarrollo en el lugar, aunque con la solución que ofrece Vertiz ya no debería haber problemas.  

El regidor Jesús Cervantes Flores sacó a colación el Plan de Desarrollo del Centro de Población y la importancia de este en este tipo de casos:

“Cabe hacer mención sobre la importancia de la organización del plan del centro de población porque da la pauta al fraccionador, al inversionista y a la autoridad municipal de siguiendo en apego a lo que está autorizado, así debe hacer sus proyectos de inversión dentro del municipio, y todos nos curamos en salud, en el aspecto de que estamos cumpliendo con los planes de desarrollo y lo que nos marca la ley”.

Por último, Gabriel Hernández aprovechó que se habló del tema para invitar a la Comisión de Planeación Obras Públicas una propuesta para que se pudieran llevar a cabo todos los planes de desarrollo del municipio, para comenzar a crecer en orden y no de manera tan aleatoria y poco regulada como está sucediendo ahora.

Por Juan Carlos Salcido Hernández. 

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here