Fotografía: Juan Carlos Salcido.
Ocotlán, Jalisco. 

Cuatro aulas allanadas, dos vidrios rotos, varios casilleros destrozados y la pérdida de útiles como marcadores, fue el saldo que quedó después de que desconocidos entraran a las instalaciones de la escuela primaria Valentín Gómez Farías durante la noche del 31 de agosto, causando indignación y preocupación a los padres de familia y personas en redes sociales, aunque una vez visto que los daños eran menores de lo esperado, la inquietud bajó.

La directora del turno vespertino, Delia Romo Jiménez, fue quien dio los datos sobre lo acontecido, aunque aclaró, que fue su homólogo del turno matutino quien dio cuenta del asunto y lo reportó a las autoridades correspondientes, esto porque aunque las pérdidas fueron menores, deben ser notificadas a las autoridades educativas como robo, para que no haya malentendidos. Sin embargo no quiso ser grabada para explicar el tema.

Y aunque el evento no fue tan malo como se creía, Romo Jiménez mostró preocupación porque no es la primera vez que sucede, de hecho, a razón de previos intentos de robo es que la escuela está rodeada casi en su totalidad por una malla ciclónica, ya que había una manera de acceder a la escuela por el puente peatonal que pasa sobre la vía del tren, aunque ya no hay preocupación por ese lado.

En aquella oportunidad, fueron unos jóvenes los que entraron al plantel educativo. La directora contó que ella se encontraba ahí cuando ingresaron y por su rápida intervención y llamada a los servicios de emergencia pudieron atrapar a los maleantes.

Sin embargo son más las ocasiones en que los robos ha quedado impune, ya que se han llevado el cobre de las tuberías, cuatro de las seis cámaras de seguridad que han instalado y en ocasiones no había robos, sólo vandalismo que igualmente traía gastos para la reposición de daños.

Por último, la directora comentó que sospechan los intrusos se metieron por una ventana entreabierta por la calle Hidalgo, vía por la cual además no tienen malla ciclónica, por lo que se darán a la tarea de reforzar esa área, porque además, aunque en esta ocasión no se llevaron muchas cosas de valor, no desean arriesgarse a perder útiles más importantes que ayudan al aprendizaje de los alumnos.

Por Juan Carlos Salcido Hernández. 

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here