Ocotlán, Jalisco

El reciente temporal de lluvias aunado a un conjunto de baches concentrados en el cruce de las avenidas Madero y Ramón Corona en el centro de Ocotlán, han sido factor en la reducción de ingresos hasta de un 30 por ciento en algunos negocios locales que colindan por dicho punto de la ciudad ocotlense, lo anterior de acuerdo a las respuestas que recibió Señal Informativa Ocotlán de algunas locaciones del lugar.

“Nos afecta más bien en la venta porque la gente no nos llegan a comprar se van a otros lados por la inundación que hay aquí en la esquina, lo que es -Francisco I- Madero y Ramón Corona sí afecta mucho la clientela porque no hay gente, no hay por donde caminar, no hay para cruzar las calles. Si baja un 30, 35 por ciento (las ventas)”.

Uno de los locatarios de la zona, que decidió usar el anonimato, indicó que en los últimos meses ha tenido menos clientela con un ingreso de 60 personas al día, cuando anteriormente la cifra antes señalada era 30 por ciento mayor, al igual que los ingresos financieros del lugar.

Los comerciantes aseguraron que la deformación de la superficie lleva por lo mínimo siete meses activa pese a los últimos reportes que han levantado. Y aunque los trabajadores del Ayuntamiento han rehabilitado en diversas ocasiones los caminos, los resultados son los mismo, ya que el material utilizado no ha sido el más eficiente, lo que provoca que la zona se deteriore con facilidad a causa de la misma lluvia, enfatizaron los quejosos.  

“Y ahora ya no, ya nada más avientan grava suelta y vuelve a llover, y se vuelve a deslavar y se hace otro bache y ya no lo arreglan; se vuelve a hacer el bache e incluso ahí hay uno que hace cuatro días lo arreglaron y más días atrás volvieron a arreglarlo y sigue igual. Hemos reportado el día que vinieron a arreglar, les dijimos ‘oye tapa bien para que no se vuelva a hacer otra vez”.

Añadieron que en diversas ocasiones han sostenido diálogos con los mismos trabajadores, para que esclarecieran los verdaderos motivos por los que la respuesta es casi nula; asimismo argumentaron que los materiales que les han brindado para atender dicha situación no son de los más compatibles, que en este caso es el recurso de la grava y el asfalto.   

Aparte de los pocos ingresos que han generado los negocios colindantes a la zona dañada, la circunstancia se ha traducido a los problemas de vialidad, ya que en los últimos dos meses los locatarios han reportado dos accidentes; el más reciente aconteció durante la tarde del miércoles 18 de julio, de acuerdo a la versión de los locatarios.

Por Iván Ochoa

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here