Por Paúl Martínez Facio

De acuerdo con el C. P. Armando Muñoz Candelas, uno de los principales problemas a los que se enfrenta en el emprendurismo, es el temor a la fiscalización, pues en buena medida se pretende evitar de cualquier modo el pago de impuestos.

«Y el mayor miedo al momento de fiscalizar es: los impuestos. No estamos acostumbrados a pagar impuestos, no tenemos una educación para decir “si ya gané tanto, le voy a retribuir al estado por haberme dado seguridad social, alumbrado público” ya tendríamos que estar con la idea de que esa parte va a ser para el pago de impuestos, pero no estamos acostumbrados, de hecho cuando ponemos un negocio que nos queremos asesorar con un contador, que vamos con el SAT, lo que menos queremos es pagar impuestos, queremos buscar la forma de pagar lo menos posible», compartió ayer en su conferencia “Propuestas de solución a la economía informal y emprendurismo”, dictada en el marco de la XV Universidad Internacional de Verano.

Esta idea se ha implantado en la cultura nacional, en parte porque se desconfía del uso que a estos recursos se les pueda dar, pero en mayor medida por el desconocimiento de los beneficios que estar dentro del sistema tributario brinda a los emprendedores. Los apoyos a los que se tienen acceso son un ejemplo de ello, mismos que muchas veces no se aplican, pues uno de los principales requisitos es el estar dado de alta en el sistema tributario.

«Sabemos que hay apoyos, y que hay apoyos en diferentes giros; sin embargo tenemos que tomar mucho en cuenta que muy poco porcentaje es el que se apoya, muchas veces se queda en el puro trámite, ya cuando les hablan de que vas a recibir el apoyo pero una vez que te inscribas ante el SAT, la gente desaparece, ya no le interesa. Han llegado muchos programas con establecimientos que tienen años en el municipio, y les dicen “es que te voy a dar una computadora para que agilices el mercadeo, para que tus inventarios estén al día” y al momento de decirles que tienen que ir al SAT, desperdician la oportunidad, ya es tiempo de quitarnos la venda de los ojos y de ver qué es lo que nos ofrecen y sacarle el mayor provecho posible».

A decir del conferencista, es preciso crear una conciencia fiscal que sea más efectiva, en la que se concientice el pago de impuestos justos, ya que si se planea bien el pago de impuestos, estos no tienen que ser excesivos, sin embargo se requiere de conocer los derechos y las obligaciones que se tienen ante el sistema tributario, para potenciar incluso las empresas que ya existen. Esto es lo que compartió el C. P. Armando Muñoz:

«Muchas empresas familiares que ya están vendiendo queso a nivel regional, a nivel estatal, que ya se van hasta México, si ellos regularizaran su situación, con el nivel de ventas que tienen ahorita, ellos serían acreedores a inversiones de cinco a diez millones de pesos, con una inversión de cinco a diez millones de pesos puedes crear la empresa que tú quieras, pero todavía no hemos cambiado el chip para ese tipo de empresarios, necesitamos crear un poco de conciencia fiscal más efectiva, ¿cómo la vamos a crear? Con conocimiento, en el momento en que nosotros tengamos el conocimiento de cuáles son nuestros derechos y cuáles son nuestras obligaciones por parte del estado, vamos a tener una conciencia fiscal más ejemplar».

Del mismo modo, destacó que es muy importante que sean precisamente este tipo de empresas de mediano y pequeño alcance, las que se integren al sistema tributario, pues son estas las que producen y generan la mayor cantidad de empleos en el país, además que es a través de ellas que se puede impulsar una cultura tributaria más justa.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here