Reunión entre empleados de Alumbrado Público y presidente interino, martes 6 de febrero, 2017

Por Luz Atilano

El accidente ocurrido el pasado primero de febrero, en el que falleciera el señor Manuel Gaytán Campos, elemento operativo de Alumbrado Público, mientras daba mantenimiento a un semáforo a la altura de San Miguel del Cuarenta, motivó al resto de los empleados de dicho departamento para volver a exigir lo que desde hace por lo menos dos años han solicitado al Ayuntamiento: mejores condiciones de trabajo, equipo y material adecuados y sobre todo seguridad laboral.

“Total atención al departamento”, pendiente el equipamiento solicitado

Y es que como compartimos durante la semana pasada, por medio del secretario general del Sindicato de Servidores Públicos Municipales, se entregó al presidente municipal interino un pliego petitorio para el que, asegura José de Jesús Piñón Delgado, síndico municipal, ya se trabaja en atender.

“La instrucción inmediata que giró (el presidente interino) fue a la Jefatura de Adquisiciones y proveeduría y a Tesorería municipal para que se coordinen y hagan la compra de la ropa, del equipo necesarios y herramienta… se está atendiendo esa petición”, señala.

Según indica, Alumbrado es uno de los departamentos del área de Servicios Públicos a los que más apoyo ha otorgado la actual administración: el año pasado se les proveyó de calzado adecuado, uniformes, cascos y cinturones de seguridad; y desde diciembre se gestiona la compra de un vehículo con grúa y canastilla que se sumaría a los tres ya existentes, (dos de los cuales se encuentran descompuestos). Menciona, la indicación a raíz de las exigencias de los empleados operativos, es que se agilice este proceso en la medida de lo posible.

“Las condiciones no son en extremo de descuido”

Lo mismo indica con respecto a la seguridad laboral. Sin embargo, en cuanto a este tema Piñón Delgado no sólo asegura que los empleados cuentan con el equipo necesario para cumplir su función; también que, aunque como operativos se encuentran expuestos, no son constantes las situaciones de riesgo:

“No es una constante. Sí hay luego por ahí las condiciones de que llueve o hay apagones y por las propias condiciones del clima y por tratarse de apagones han hecho su trabajo… y siempre ellos toman sus precauciones, tienen experiencia en el trabajo que desempeñan. […] Tienen condiciones para el trabajo, ellos hacen sus peticiones en el contexto del accidente que sufrió uno de sus compañeros pero sí tienen equipo… las condiciones no son en extremo de descuido, de falta de equipo, de falta de medidas de seguridad, nada más que pues estamos expuestos, sí es un área de riesgo y pasó este accidente…”

El funcionario excusa que no son accidentes que ocurran con frecuencia y que el caso en cuestión correspondió a una situación extraordinaria, pues la reparación que se realizaba no era competencia de Alumbrado Público sino de Tránsito Municipal, que cuenta con un encargado específico para la atención a semáforos. Lo que lleva entonces a suponer que se trató de una falta de coordinación entre las instancias municipales.

Se analizan las peticiones

En cuanto a las acciones en las que, se asegura, trabaja progresivamente el Ayuntamiento: se investiga de dónde vino la petición para el mantenimiento en el que trabajaba el señor Manuel; se pondrá a consideración del Cabildo la aprobación de la jubilación por viudez a la esposa del ahora difunto; y se analiza la posibilidad de reubicar el departamento de Alumbrado Público, del que además, en cumplimiento de uno de los puntos del pliego petitorio, ya fue destituido como titular Antonio Márquez.

Lo solicitado y lo cumplido…

Hay que recordar que entre las peticiones y exigencias de los empleados de Alumbrado Público hacia el Ayuntamiento, se encuentran: se otorgue seguro de vida a todo el personal del departamento; un salario mínimo de 350 pesos diarios debido a que su trabajo implica altos riesgos; se les impartan cursos de capacitación sobre electricidad, mecánica y primeros auxilios; sean provistos con al menos cuatro unidades vehiculares de trabajo adecuadas, con los códigos de seguridad establecidos y mantenimiento preventivo constante; equipo de seguridad personalizado para cada empleado del departamento; que el titular sea el perfil adecuado; la contratación de más personal, ya que no se cubre ni el 60% de las necesidades y reportes del municipio en cuanto a alumbrado, así como instalaciones adecuadas y debidamente delimitadas para poder trabajar electricidad, soldadura y solventes.

El lapso dado a las autoridades para su cumplimiento fue de 15 días naturales. A 6 días de entrega del pliego petitorio, sólo se ha procedido en la destitución del jefe de Alumbrado Público.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here