Dra. Virginia Francisca Marañón Ruíz, CULagos

Para la doctora Virginia Francisca Marañón Ruíz dedicarse a estudiar las plantas y sus aplicaciones fue una decisión de suma importancia para un futuro, pues desde pequeña se sintió atraída por la química. Desde el 2006 es investigadora y profesora del CULagos y hoy nos habla un poco sobre su experiencia y sus investigaciones

Por Gabriela Arreola

La doctora e investigadora del Centro Universitario de los Lagos, Virginia Francisca Marañón Ruíz,  destina tiempo considerable a los trabajos de laboratorio así como a la docencia. Interesada por estudiar la parte coloreada de las plantas desde la química, ha desarrollado algunos proyectos sobre el aprovechamiento pigmentos y extractos vegetales para usos varios, y ha colaborado para desarrollar tecnología en el área óptica junto a otros colegas de la misma universidad.

Pasión por la química orgánica

Comenta que desde pequeña se sintió atraída por las ciencias y que específicamente la química orgánica le apasiona, es por esto que se especializó como químico industrial y después de obtener el grado de doctora y de trabajar un tiempo en otras universidades se integró al CULagos.

«Pues cuando era yo pequeña, cuando entré a la secundaria me di cuenta de mi afinidad por las ciencias exactas, especialmente yo estaba muy emocionada porque me iban a dar clases de química, física y biología. Cuando empiezas a estudiar te empiezan a dar el conocimiento y en mi caso quedaban muchas dudas para las cuestiones de química y bueno, al haber tantas preguntas no resueltas en la parte de química en lugar de crecer el desinterés creció en mí el interés por entender cómo ocurrían las cosas», comparte.

Originaria de Puebla, estudió en la Benemérita Universidad de ese mismo estado de la república y posteriormente tuvo la oportunidad de prepararse académicamente en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV).

«Entonces llego a la parte de la carrera en ingeniería industrial y ahí me dan otro enfoque, en donde yo quiero estar, en un laboratorio, haciendo cosas, creando cosas, modificando cosas, trabajar con moléculas y crearlas a gusto y disposición de lo que yo quiera. Entonces por eso es que me fui por esa área y terminé estudiando química industrial, la cual es lo que soy, es lo que hago», agrega.

Las plantas y sus usos

Acerca de las investigaciones que desarrolla en el CULagos desde hace diez años, destaca la manipulación de pigmentos y extractos de las plantas para diversos fines, uno de ellos, crear tecnología en el área óptica:

«Lo que estamos haciendo es buscar áreas de oportunidad en la cuestión de productos naturales. Me gusta la parte coloreada de las plantas, me gustan las moléculas coloreadas. Inicialmente empezamos con productos naturales, pero a la par empecé a apoyar la parte de óptica, y bueno, la parte de aplicación, las cosas en las cuales estamos incursionando, trabajamos para hacer celdas solares con extractos naturales, trabajar haciendo láseres orgánicos utilizando moléculas de origen natural, entre otras cosas».

Otro proyecto de investigación actual de la doctora Marañón Ruíz cosiste en diversificar la elaboración de productos a base de chile de Yahualica, pues comenta que de este particular vegetal pueden hacerse muchas cosas comercializables más allá de productos comestibles.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here