Por Gabriela Arreola

Desde hace al menos seis años, en la comunidad del municipio de Lagos de Moreno denominada La Virgen, se tiene un problema que persiste y que afecta a todos y a cada uno de sus habitantes: la fosa séptica que recibe los desechos de la mayoría de los hogares ha rebasado su límite y deja salir las aguas negras.

Para llegar a La Virgen, los automovilistas, o las personas por su propio pie, tienen que descender de las vías del tren, a un costado del libramiento norte; una vez abajo, tienen que recorrer un camino de terracería. La fosa se encuentra justo a la entrada de la comunidad, a un costado de ese camino. Los vecinos señalan que la terracería hace una especie de columpio en el que se depositan las aguas negras mezcladas con agua de lluvia, año con año, cuando el temporal se presenta.

Aguas negras, por una obra ineficiente

A continuación lo que comparten algunos habitantes de La Virgen:

«Si nos hacen falta muchas cosas, como por ejemplo la fosa que está a un lado de la vía, que está tirando muchas aguas negras. De hecho, nos habían dicho que el agua la iban a tratar y pues no hicieron nada, entonces por eso ahora son puras aguas negras las que están saliendo. En su momento le prometen a uno que van a hacer, y que esto y que lo otro».

«Sí, se sale el agua, toda se encharca en la entrada del rancho, ahí huele muy mal, y ahí se encharca el agua que sale de la fosa».

La situación se agrava cuando las personas tienen que atravezar el gran charco para salir de la comunidad: a pie es imposible que no mojen al menos sus zapatos con el agua contaminada; en automóvil, el líquido alcanza un nivel tan alto, que en ocasiones se introduce en los vehículos.

Problema en las aguas y en las secas

Los vecinos de La Virgen también comentan que fuera del temporal de lluvias, a la orilla del libramiento, tienen que esperar el autobús que los llevará al centro de la ciudad de Lagos de Moreno. El olor de los residuos que están al tope en la fosa, dicen, es insoportable.

«Se baja uno del camión, porque yo también por ahí paso, se baja uno del camión y huele feo, pero ¿a dónde echan esa agua?».

«Sí, está ahí abajo, porque de aquí sale el drenaje para allá, hay veces que me toca pasar para allá y huele muy feo, no me diga en tiempo de calor. Bueno, yo porque a veces voy a agarrar autobús para ir al centro y huele demasiado feo. Se llena y luego también el camino donde se baja (de las vías), con el charcote que se hace ahí, nada más viera como se batalla ahí, hay veces que bajamos y se nos mete el agua».

«A veces también, por la misma lluvia como a veces se tapa (con agua) la salida al entrar, al bajar la carretera, y ahí también se tapa y se hace un charco muy grande, y a muchos carros bajitos se les mete el agua».

Administración tras administración, a todo político y servidor público que se ha acercado a la comunidad, le han pedido auxilio para dar solución a la deficiencia en la fosa comunitaria, pero ninguno ha atendido su petición, a pesar de que las aguas negras afectan sus vidas diaria, y representan un riesgo para su salud, además de una experiencia desagradable.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here