Cortesía.
Jamay, Jalisco. 

Debido al problema originado en Jamay por las motocicletas, los ciudadanos solicitaron al ayuntamiento la implementación de reductores en diferentes partes del municipio. Lo que significó una nueva dificultad, puesto que las personas que viven con discapacidad usuarias de sillas de ruedas no podían transitar por las banquetas debido a la obstrucción de los negocios, así como por la angostura de las mismas.

El director de Obras Públicas de Jamay, Arturo López Hernández, comentó que se optó por una implementación de rampas a un costado de los reductores, sin embargo, admite que siguen estando vulnerables debido al riesgo que genera transitar por la calle:

“Una vez que se colocaron las boyas surgió otro problema que fue de las personas con discapacidades diferentes, dado que en Jamay también tenemos un grave problema de invasión de banquetas por puestos, postes, escalones y sobre todo por angostas, se proyectó hacerles una especie de rampa exclusivamente para ese tipo de personas para que no batallaran por las boyas, porque surgió ese detalle en el que dado a las ruedas de la misma silla se les complicaba brincarlas, entonces se planeó de esa manera hacerles una rampa”.

Se platicó con los agentes de tránsito de la Secretaría de Movilidad del estado (SEMOV) para sancionar a los automóviles, camiones, motocicletas que obstruyan el paso, ya que las rampas cuentan con señalamientos para que respeten y así evitar inconvenientes.

Doce fueron las rampas implementadas, teniendo planeado realizar diez más con el acompañamiento de reductores, dijo López Hernández:

“No ha sido muy representativo alrededor de unos 25 mil pesos, aparte lo que son los reductores es mucho más la inversión ha si llevamos cerca de unos 150 mil pesos, esto fue por aportación del municipio”.

Las calles en las que se han implementado tanto los reductores como las rampas para las personas que viven con discapacidad son: la calle Juárez, Zaragoza, Iturbide, Matamoros, González Ortega, Pípila, Obispo Ramón Godínez, avenida Guadalupe y privada de Guadalupe.

Reiterando que no se ha atacado por completo el problema debido al riesgo que esto genera debido al problema de las calles.

Por María Ramírez Blanco.

2 Comentarios

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here