Por Gabriela Arreola

En Tacubaya las cosas no son como antes, indican los habitantes, pues a causa de la ausencia de autoridad policial y de otros factores, algunos jóvenes de la comunidad se han decantado por el uso de estupefacientes.  Aunado a esta problemática, también los delitos como robo a casa habitación y a negocios se han disparado en épocas recientes.

Sin presencia de la autoridad y sin programas de prevención

Entre otras exigencias, los vecinos de la comunidad dicen que el tema de la seguridad nunca ha sido una prioridad para los gobiernos, pues poniendo como pretexto la lejanía respecto a la cabecera municipal de Lagos de Moreno, las patrullas rara vez se hacen presentes y en muy pocas ocasiones atienden los reportes.

Compartimos algunos testimonios de habitantes de Tacubaya:

«Pues es que no hay seguridad, no vienen patrullas, no vienen nada, allá de vez en cuando se ve una patrulla y necesitamos más seguridad; estamos muy olvidados por las autoridades».

«Por parte de la seguridad, aquí la policía viene cada dos o tres meses, y a esta hora, pero en la noche, que se dé una vuelta, para nada».

«Póngale que cada tercer día, por decir, pero vienen nada más a checar, nada más se reportan como diciendo “ya vinimos”».

«Nada, nada, por eso yo pienso que es el desorden, han de decir que ya no vienen, pues no hay nadie que cuide, y a veces sí hay mucho robo aquí en la comunidad».

Los jóvenes, un grupo vulnerable

Y es que, las personas que residen en Tacubaya creen que la nula presencia de autoridades ha propiciado que los menores de edad y jóvenes se inmiscuyan en prácticas que afectan directamente su salud y su funcionalidad dentro de la comunidad.

«Seguridad pública aquí es muy importante, porque la juventud está muy descarriada».

«Chamaquitos que no estudian y que andan ya en eso de las drogas, antes aquí en los ranchos no se veía eso, y ahora hasta acá se ha desatado eso que los escuincles consuman el cristal y la mariguana y eso».

«La seguridad que es más importante, porque los niños, los que tienen diez años empiezan a ver, pero el rancho ya no es como antes; hay puro desorden».

Los robos en Tacubaya también se han hecho más comunes, de acuerdo con declaraciones de los vecinos los delincuentes entran a los hogares o negocios y toman lo que les place sin ninguna consecuencia. Las personas afectadas suelen tomar la decisión de no reportar ni dar cuenta al Ministerio Público para que se investiguen los casos, pues han perdido la fe en las autoridades y dicen, es un gasto de recursos y de tiempo esperar a que hagan algo o detengan a los delincuentes.

Los recintos públicos tampoco están a salvo, pues al menos en una ocasión, de la secundaria fueron extraídos materiales y equipo, sin que se haya aprehendido a los responsables.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here