Fotografía: Juan Carlos Salcido.
Ocotlán, Jalisco. 

Después de que la Escuela Primaria Amado Nervo llegará al extremo de suspender clases por el peligro latente al que se exponían sus alumnos por las malas condiciones en que se encontraban sus instalaciones, este próximo miércoles 23 de agosto regresarán a clases con la mayoría de los desperfectos arreglados, así lo explicó el director del turno matutino, Luis Humberto Mejía Cortez:

“La escuela está mucho mejor a como la dejamos al salir de clases, durante estas tres semanas llegó una nueva empresa que nos hizo favor de aceptar el reto, porque nada más tuvieron efectivos 24 días para trabajar. Ya se realizó la impermeabilización de techos que era nuestro principal problema, puesto que las filtraciones se daban a partir de ahí”.

Además de esto se arregló el patio cívico, el cual había quedado como un gran boquete de un metro y medio de profundidad y varios metros cuadrados de extensión (m2), se puso piso nuevo en todos los salones, pintura, además de  enjarre en los techos donde se estaba cayendo. De igual manera se planea renovar los baños del turno vespertino, aunque esto se terminará hasta el miércoles o jueves de esta semana.

Mejía Cortez explicó la razón por la que no pudieron iniciar clases este lunes, como sucedió en las demás escuelas del país, se debe más que nada a pequeños detalles y no porque falten grandes arreglos en el plantel:

“El día de hoy por la mañana, el lunes se tuvo la reunión informativa para el turno matutino y a las dos de la tarde tuvimos la reunión informativa de la tarde diciéndoles que era importante que nos tuvieran paciencia a fin de poder meter el mueble y que sus hijos estuvieran en un espacio completamente seguro. El día de mañana martes tenemos una campaña de limpieza con los padres de familia para que no se pierdan más días de clases”.

Lo único que no se pudo arreglar por falta de presupuesto, fueron las instalaciones eléctricas, aunque como ya no se filtra el agua, no representa peligro para los niños. Por otro lado, para el director todos estos arreglos fueron mucho más de lo que se esperaban cuando entraron al programa de Escuelas al 100, en especial por el patio cívico, que pasó de un gran hoyo que impresionaba a los visitantes y ponía en peligro a los niños, a un patio funcional que da buena imagen a la escuela.

Por Juan Carlos Salcido Hernández. 

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here