Secundaria Comunitaria el Posiron, ubicada en el municipio de Lagos de Moreno

Por Tatiana Sánchez

Las condiciones en las que trabajan maestros y alumnos de las telesecundarias ubicadas en Lagos de Moreno no son las óptimas debido a que en algunas de ellas los salones de clases tienen problemas de infraestructura que hacen que se goteen, calienten o enfrían demasiando dependiendo de la temporada del año. Por si esto fuera poco, en muchas de estas escuelas las televisiones y antenas no funcionan, ya sea por la falta de señal o por antigüedad de los aparatos, así como el mobiliario en general. Al respeto, habla la maestra Alma:

“Como puedes ver la escuela telesecundaria tiene nada más tres aulas, el otro salón que está es el salón de cómputo, en el cual se encuentra mi grupo debido a que el salón de lámina no está en buenas condiciones, no tiene techo, el agua se mete, las paredes se están cayendo, la puerta de la chapa no funciona. […] Aquí por ejemplo en la clase de Educación física si ves las canchas no están terminadas, ninguna, ni la de básquet, ni la de futbol, no puedes impartir la clase debido a la falta de un lugar adecuado, ya que a veces en plena hora del sol y los niños no se prestan por el calor que hace. […] Laboratorio no tenemos, clases de ciencia no las podemos llevar a cabo en el laboratorio, intendente en la escuela si te das cuenta no tenemos”.

Telesecundaria Mariano Matamoros, comunidad de Jaritas, Lagos de Moreno Jal

Testimonios como el de la maestra Alma se repiten en varias comunidades que cuentan con este servicio educativo. Aunado al mal estado de los salones y canchas en estas escuelas, otro problema al que se enfrentan tanto maestros como alumnos es la falta de libros y guías de estudio actualizadas con las que puedan trabajar, como lo señalan la maestra Sara y Hernández Rodríguez, supervisor de telesecundarias en la Zona 11:

Supervisor: “Carecemos de una actualización, actualmente le damos seguimiento al plan de estudios desde el 2011, pero en la actualidad (la) telesecundaria no cuenta con los libros actualizados desde el 2011, estamos haciendo usos de materiales todavía de programas anteriores y pues estamos en espera de que nos actualicen en el caso de estos libros”.

Maestra: “Nos dan lo que supuestamente tenemos, de acuerdo al alumnado, nos hacen llegar las mochilas, nos hacen llegar los mesabancos, los libros, las butacas, los pintarrones, las computadoras, pero hay un pequeñísimo detalle, ahorita lo que es el sistema telesecundaria, no nos han actualizado, ese es el gran detalle, nuestros libros ya no concuerdan con los planes y programas de telesecundaria, nuestros libros no concuerdan ya con la clase televisada, que era lo que se sustentaba en telesecundaria, era lo fundamental, por consecuencia en cuestión de aprendizaje nos estamos quedando un poquito”.

Tanto el supervisor de zona como las maestras, coinciden en el hecho de que el servicio educativo en la zona rural requiere de más apoyos, pues las condiciones de trabajo de las telesecundarias no son las óptimas. Al no contar con planes de enseñanza actualizados, y servicio de antenas que permitan utilizar materiales audiovisuales, así como equipamientos nuevos, y apoyos para mejorar las condiciones de los salones y espacios comunes, hace que su labor como maestros se vea vulnerada.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here