Por Gabriela Arreola y Luz Atilano

El pasado 2 de abril, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco emitió la decimoctava recomendación de 2018, en función de la queja 3695/2017/III, que se levantó de oficio a propósito de la muerte del joven de 20 años Joel Isidro Salas Armendáriz, quien perdió la vida bajo custodia de elementos de la Policía Municipal Preventiva de Lagos de Moreno y no recibió la atención adecuada por parte de personal médico del Hospital Regional.

Negligencias, desconocimiento y falta de sensibilidad

Por tales razones, la recomendación está dirigida al presidente municipal interino Luis Jaime Ruiz Mojica y al secretario de salud del estado de Jalisco, Alfonso Petersen Farah. Aunque en la investigación hecha por la Comisión se indica que por parte los servidores públicos no hubo malos tratos, violencia o torturas que pudieran haber generado la muerte del joven, sí se establece que no había razón para ser ingresado a la cárcel municipal y que el personal del Hospital Regional no le prestó la atención que necesitaba.

José Mavio Ramírez Trejo, visitador regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco señala los derechos que fueron violentados en el caso:

«El derecho a la salud, en primer lugar, es un derecho que todos los seres humanos tenemos, otro derecho es el derecho a la legalidad y a la seguridad jurídica. No se puede decidir meter a una persona o sacarla de la cárcel si no existe una orden o una razón para meterlo; entonces, el derecho a la salud y el derecho a la legalidad. Finalmente, aquí, aunque no sea responsabilidad directa ni de los médicos ni de los policías, pero el derecho a la vida, porque todo redundó en la pérdida de la vida de una persona».

Visitador regional de la CEDHJ, José Mavio Ramírez Trejo

Porque no supieron qué hacer, violaron su derecho a la vida y a la salud

Según el visitador, hubo falta de sensibilidad por parte de Policía y del personal del Hospital Regional. La recomendación, por su parte, indica que no hubo un motivo justificado legalmente para el ingreso del joven a la cárcel; fue una omisión que por cuestiones burocráticas a Joel no se le trasladara de inmediato a una institución psiquiátrica para recibir atención tal como lo requería y, ni los elementos de seguridad ni el personal del hospital estaban capacitados para atender un caso de esta índole; tampoco se contaba con la infraestructura necesaria.

Con base en las conclusiones de la investigación, la Comisión exhorta al Ayuntamiento y a la Secretaría de Salud para que reparen los daños a los afectados y garanticen que los servidores públicos no volverán a actuar de la misma manera.

«Sí es importante que se les pague a los parientes la reparación del daño, sí es importante que se castigue si hubo una responsabilidad. También es importante que esa reparación del daño no sea nada más en el aspecto económico, sino el aspecto psicológico, psiquiátrico, darle seguimiento a esa familia, a esos casos. Pero la garantía de no repetición es más importante todavía. Hay que capacitar a los policías, hay que tener protocolos de actuación dentro de las cárceles para casos similares; se trata de que no vuelva a ocurrir un hecho como éste en la cárcel municipal de Lagos o en el municipio de Lagos de Moreno».

La recomendación demoró casi un año en emitirse, pues recordemos que la muerte de Joel Salas ocurrió el 25 de mayo de 2017; y esto se debió, según declaraciones de Ramírez Trejo, a que fueron muchas las dependencias y personas involucradas en el caso y a quienes se requirió investigar.

Ahora se espera que el Ayuntamiento de Lagos de Moreno y la Secretaría de Salud Jalisco acepten la recomendación y cumplan con lo señalado para indemnizar a los afectados y realicen las mejoras pertinentes, de manera que se garantice la no repetición de un incidente similar.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here