Mario Patrón, director del Centro de derechos humanos Miguel Agustín Pro (Centro Prodh) Juárez A.C., indicó que entre los puntos más preocupantes en la Ley de Seguridad Interior está la definición de Seguridad Interior, ya que es un juego de un “todo o nada” es decir,  se indica una discrecionalidad en la calificación de la protesta social -en ser legales o pacíficas- lo que brinca al siguiente punto: se fortalece la figura presidencial en el uso de las fuerzas armadas de manera discrecional sin contrapesos de poderes, ni procesos de rendición de cuentas por parte de los castrenses. Además de la subordinación de la seguridad civil a las militares, así como el uso de investigación por medio de inteligencia sin contrapesos.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here