Clemente Castañeda, coordinador de los diputados federales por Movimiento Ciudadano (MC), indicó que la creación del Frente Ciudadano por México fue con el fin de ejercer  presión política ante la imposición del PRI, para que Raúl Cervantes –actual Procurador General de la República- sea el nuevo fiscal general y con ello, impedir la autonomía e independencia de la Fiscalía Anticorrupción, la cual depende completamente del fiscal general y todo el entramado institucional del Sistema Nacional Anticorrupción.

Agregó que actualmente buscan que el Senado dictamine “paradójicamente” la iniciativa de modificación del transitorio, enviada por el ejecutivo federal en noviembre del año pasado, en la cual se le daría el pase automático al “fiscal carnal” -como se le conoce en redes sociales- y señaló que el Frente Ciudadano por México “no es una coalición electoral” sino que se trata de un frente nacional en reclamo de una fiscalía imparcial.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here