Juan Alberto Cedillo, corresponsal de la revista Proceso en varios estados del norte del país, hizo una crónica de los crímenes ocurridos en la reserva de la Biósfera El Cielo, una zona  rural de difícil acceso cercana al municipio de Gómez Farías y considerado uno de los sitios más violentos en Tamaulipas, donde indicó que a raíz de la detención y confesión de un capo de la región de Mante, la Procuraduría General de la República (PGR) en conjunto con otras dependencias hicieron un operativo donde encontraron una “narcococina” lugar utilizado para cometer atrocidades, donde habrían incinerado a más 500 personas; sin embargo no se descarta que en esa sola región, según versiones “semi-oficiales”, se pudiera triplicar la cifra de incineraciones.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here