Temporal.
Meteorólogos pronostican un comienzo anticipado del fenómeno y una duración mayor a la habitual

Anualmente entre los meses de julio y agosto la disminución de precipitaciones pluviales y el aumento de la temperatura obedecen a un fenómeno que es conocido como canícula o veranillo, un lapso de entre 30 a 40 días en el que las condiciones climatológicas se vuelven un poco más extremosas a causa del intenso calor y la sequía. El meteorólogo Héctor Magaña Fernández del Instituto de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Guadalajara, explica más sobre este fenómeno.

“Hay que ver primero cómo es nuestra región, y de nuestra región estoy hablando de todo lo que es primero México, en México se da la temporada de secas y de lluvias, las lluvias aquí en México comienzan a partir de Junio y se prolongan hasta noviembre, eso ya dependiendo en cada estado. Por ejemplo aquí en Jalisco nuestro periodo de lluvias empieza a mediados de junio y termina a mediados de octubre, ese es en donde nosotros nos movemos y dentro de ese periodo de mediados de junio a mediados de octubre, tenemos un lapso donde hay disminución de precipitaciones, esa disminución es a lo que le llamamos canícula y esa disminución se da a principios de agosto en esta región de aquí del estado de Jalisco”.

Magaña Fernández explicó que la fecha de inicio de la canícula es variable en todas las regiones, pero que la mejor forma de identificarla es observando el aumento de temperatura y la disminución o perdida de precipitaciones.

“La canícula no es otra cosa más que la disminución de las lluvias y el aumento  de la temperatura , eso es todo los años, así como todos los años se dan también tormentas severas que generalmente se dan en verano, también todos los años hay una canícula o veranillo como le llaman; en algunas partes comienza a partir de mediados de julio y se interna unos días en agosto, en otras regiones de aquí mismo de Jalisco, vuelvo a repetir, comienza en los primeros días de agosto y termina cuatro o cinco días adentrándose en agosto. En esta ocasión pensamos que es probable que la canícula sea un poco más amplia que en vez de venir cuando se presenta aquí en esta región que es en los primeros días de agosto, es probable que ahora se empiece los últimos días de julio y con esto aumentan tres, cuatro más en lo que corresponde a la canícula normal”.

En meteorología existen dos formas de clasificar la canícula, lo que detalla Magaña Fernández a continuación, pero incluso los agricultores y ganaderos tienen sus propias referencias para detectarla.

“Hay dos formas que están tratando de aceptarlas, una que se llama “atmosfera océano”, ¿qué quiere decir esto? que cuando las aguas se calientan en el pacifico se puede tener una entrada de aire más seco y por lo tanto se prolonga la disminución de las lluvias; bueno, esa es una forma. Hay otra forma que se puede usar la canícula cuando la “alta de los azores” (la alta es una masa bastante amplia y por lo tanto se prolonga que nos y trae cielos despejados y temperaturas calidad) esta alta se forma en el atlántico y se le llama suave porque su centro esta precisamente en esas islas, pues se viene desplegando hasta acá y entra al territorio y ya nos trae también la indivisión de lluvia y las temperaturas altas, son las dos formas como nosotros lo vemos”.

No existe una fecha exacta para el comienzo del veranillo y tampoco para su término, pero es importante señalar que la presencia de la canícula no significa que terminó el temporal de lluvias.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here