Violencia.
El miedo a la soledad y la baja autoestima hacen que las personas sean más susceptibles a padecer una relación toxica

Cuando hablamos de relaciones tóxicas lo primero que solemos pensar es en una mala gestión emocional de pareja, pero en realidad este tipo de relaciones se dan en cualquier ámbito social, como puede ser entre amigos o en la familia, comenta la Dra. Columba Sánchez Martínez, maestra en el Centro Universitario de Ciencias de La Salud.

 “Una persona es violenta con su conyugue y si decimos es toxica, retírate de ella ¿verdad?, como si fuera un enfermedad que están catalogadas desde ciertos contextos psicológicos como enfermedades, pero la violencia tenemos que está en el ser humano como una tendencia para salir adelante, para realizar constructivamente cosas, la agresión en el sentido de hacer, de poder huir está dada en el ser humano natamente”.

La doctora mencionó, que una relación tóxica es aquella en la que tras un encuentro o contacto con la persona, te das cuenta que al estar con ella o él te sientes mal, te alteras de forma desmesurada, pasas momentos de tristeza, culpa, ira, ansiedad, sientes que hay manipulación, pero te resulta muy complicado poner fin a esta relación.

 “Estos patrones que no permiten que los individuos tengan comportamientos tan ideales como muchas veces pensamos (que sean buenos padres, que sean buenos hijos…), no son personas que se centran más en una problemática muy, muy individual, extremadamente se aíslan socialmente ¿verdad? y tenemos que todo esto produjo hogares con ciertos patrones, con ciertas maneras de comportarse muy específicas, donde la violencia se vuelve un continuo, no hay formas positivas ni agradables en este tipo de personas, me estoy refiriendo a un contexto muy local”.

Sánchez Martínez explicó que en muchas ocasiones la baja autoestima y el miedo a la soledad son de los principales factores para que el agresor se engrandezca y lleve a cabo demostraciones de violencia e incluso de degradación de la víctima.

 “ Hay otro tipo de agresión que se da en el aspecto en que el otro produce daño psicológico, físico, que de repente llegan las mujeres saliéndosele el ojo o la nariz fracturada, porque obviamente la fuerza del hombre es muy fuerte, es mayor generalmente que en las mujeres, aunque ahora hay mujeres que emplean una agresividad también contra el hombre o mujeres que se dicen maltratadas, que también yo he recibido parejas que a la mera hora el esposo tiene finalmente voz y dice no, ella es la que me pega, ella me rompe todas mis cosas, llego de mi trabajo porque el trabajo les exige trabajar un poco de noche, llego y todas mis cosas, mis papeles, mi computadora está en el suelo, o sea la violencia en las parejas, en algunos tipos de parejas es así de alta, de fuerte”.  

En la actualidad no hay un género de la población que sea más afectado que otro, en años pasados las mujeres eran las más maltratadas, pero ahora ya es algo muy común en ambos sexos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here