Archivo.
Poncitlán, Jalisco. 

Para continuar con la atención a las peticiones de los habitantes de los poblados de Poncitlán afectados por las enfermedades renales, el secretario de gobernación, Roberto López Lara, el de desarrollo e integración social, Miguel Castro Reynoso y el presidente municipal de Poncitlán, Juan Carlos Montes Johnston, se reunirán con los afectados el próximo martes en la capital del estado.

El integrante del Foro Socioambiental de Guadalajara, Enrique Lira Coronado, explica que la reunión estaba planeada para el pasado martes 6 de junio, pero se cruzó con los trabajos que realizaría la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en uno de los pozos, el de Agua Caliente, por lo que se pospuso. También aclara que la reunión no será para negociar peticiones, sino para planear los tiempos en que se cumplirán:

“No es tanto para negociar, es más bien, las leyes que se le entregaron el viernes, el día del plantón, hay seis puntos, que firmaron los 53 representantes de los seis pueblos, entonces es una carta basada en leyes, esa carta, no la firmó de recibida Miguel Castro y ya nada más venimos a ver fechas de iniciación, en que cada secretaria que le corresponde, entrar a esas seis acciones.”

Para los habitantes de las comunidades de San Pedro Itzicán, Mezcala, Agua Caliente y Chalpicote, estos cambios de fechas en las reuniones  e incumplimiento de promesas, son síntoma de que falta seguir exigiendo sus derechos, un ejemplo claro es que sólo la semana pasada, los secretarios se comprometieron a hacer llegar agua en pipas a los poblados y cuatro días después únicamente llegaron 200 litros repartidos en botellas por parte de Miguel Castro, recurso necesario, pero insuficiente.

También el presidente municipal Montes Johnston se había comprometido a entregar los papeles faltantes para iniciar la construcción del pozo en San Pedro Itzicán, cosa que no ha hecho, pero se comprometió a entregar en la junta del próximo martes. Dichos papeles son porque, como se mencionó, CONAGUA está trabajando en la zona, y sí les dan la autorización pueden comenzar a laboral sin gastar recursos extra.

Es por estas razones que los pueblos ya estaban organizándose para realizar nuevamente un plantón en Guadalajara, según lo dice Lira Coronado:

“Los pueblos ya estaban organizándose para venir porque mucha gente pobre sigue tomando agua termal y fuera de norma y eso es muy grave. Entonces yo pienso que, si venimos, es porque ya tengan los papeles del municipio, si no vamos a hacer alguna otra acción previa porque perder tiempo en juntas sin avances no tiene caso.”

Por lo pronto, distintas organizaciones civiles se han encargado de llevar hasta dos mil litros de agua a las comunidades, para que no haya necesidad de tomar de los pozos contaminados. Ahora solo falta esperar al martes para ver la respuesta de las autoridades a sus peticiones.

Por Juan Carlos Salcido.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here